*

Informes Especiales

Portada  |  29 agosto 2019

Contratado por un día: Roberto Funes Ugarte se prueba como panadero

Flautitas, miñones, figacitas … El pan, un clásico en la mesa de los argentinos, tiene muchas formas. Lo que nunca cambia es la ardua tarea de quienes todas las madrugadas se despiertan para fabricarlo.

Texto de Pablo Kuperszmit

Y en una nueva entrega de Contratado por un día, Roberto Funes Ugarte lo experimentó con su propio cuerpo en la panadería Cabanas, una de las más tradicionales del barrio de Villa Devoto.

Se calcula que en todo el país hay unas 40 mil panaderías –apenas el 60% están registradas- que generan 220 mil puestos de trabajo, de los cuales el 30% son ocupados por mujeres, casi todas asignadas a la atención al público.

Los hombres, en cambio, suelen estar detrás de escena. Se dedican casi exclusivamente a fabricar el pan, las facturas, la repostería, los sándwiches de miga y todos los productos que se venden en una panadería.

En muchos casos ingresan a trabajar a las dos de la madrugada para empezar a preparar la masa. Una vez que está lista, la cocinan a 250 grados de temperatura para sacar la primera tanda de pan en las primeras horas de la mañana.

En promedio, perciben un sueldo de 24 mil pesos por un trabajo que es muy sacrificado. Y no solo por el horario. También porque deben cargar bolsas de harina de 25 kilos, hacer mucha fuerza para estirar la masa y soportar el calor que despiden los hornos.

El día que más venden es el domingo al mediodía, cuando una panadería de barrio despacha, en promedio, 150 kilos de pan, fundamentalmente el francés.

Y entre lo dulce el ranking lo encabezan las facturas, de las cuales se venden unas 200 docenas. La estrella es la medialuna, por lejos la más solicitada, sobre todo las de manteca, que se venden tres veces más que las de grasa.

También te pueden gustar:

- Contratado por un día: Roberto Funes Ugarte se prueba como carnicero

- "Contratado por un día": Roberto Funes Ugarte, el parrillero

- Contratado por un día: Roberto Funes Ugarte se prueba en una pizzería

Comentarios