*

Actualidad

Portada  |  08 octubre 2019

La historia de los hermanastros acusados de asesinar, descuartizar y quemar a sus padres

Leandro Yamil Acosta y Karen Klein son hermanastros pero también fueron pareja durante muchos años. En el 2015 fueron detenidos acusados de haber matado, descuartizado y quemado a sus padres.

El juicio a dos hermanastros acusados de haber asesinado y calcinado a sus padres en una casa de la localidad de Manuel Alberti en 2015 comienza este martes. EN el banquillo de los acusados están Leandro Yamil Acosta, quien se encuentra detenido desde el día del crimen y quien se hizo cargo de la responsabilidad de ambas muertes desde en un primer momento, y su hermastra Karen Daniela Klein, la mujer de 25 años que espera el juicio en libertad por la falta de mérito.

Ella declaró que fue testigo de los crímenes y que no había contado nada porque Acosta la tenía amenazada. Acosta y Klein tenían dos hermanos mellizos de 11 años hijos de sus padres. Acosta era hijo adoptivo de Miryam Esther Kowalczuk, de 52 años y Karen era la hija biológica de RIcardo Ignacio Klein, pareja de Miryam.

Según la declaración de la joven, el doble parricidio ocurrió alrededor de las 8.30 del 2 de septiembre de 2015, cuando los hijos de las víctimas y hermanastros de los imputados, dos mellizos de 11 años, no estaban en la casa porque Kowalczuk los había llevado al colegio.

Klein contó que Acosta ejecutó a su padre de un tiro en la cabeza cuando estaba en su cama y a su madre de tres disparos cuando llegó de la escuela y que luego se deshizo de los cuerpos haciendo varias fogatas.

En una entrevista exclusiva que dio Acosta a Mauro Szeta para Telefe Noticias, el hombre contó que lo hizo para proteger a sus hermanos ya que Ricardo Klein había sugerido que iba a violar a su hermanita. Pasaron 13 días desde que mataron a la pareja y fueron descubiertos.

Al elevar la causa a juicio, Zyseskind pidió que ambos sean juzgados por el delito de “homicidio agravado por el vínculo”, que prevé una pena de prisión perpetua.
En el caso de Acosta, quien se encuentra detenido en la Unidad 34 Neuropsiquiátrica del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) en Melchor Romero, la fiscal lo envió a juicio pese a que una pericia oficial determinó que es inimputable, ya que hay un estudio neurológico que lo pone en duda.

El hecho fue descubierto el 13 de septiembre de 2015, cuando a raíz de una denuncia por paradero, la Policía allanó la casa familiar situada en Sarratea 2726 de la localidad de Manuel Alberti. Justamente allí encontró restos humanos quemados de Ricardo Ignacio Klein y Miryam Esther Kowalczuk . Luego, en un baldío ubicado a ocho cuadras de la casa, se hallaron 16 bolsas con cenizas, huesos y más restos calcinados.

MIRÁ TAMBIÉN:

Detienen a dos hermanastros, acusados de matar a su padre

Parricidio en Pilar: Karen Klein acusó a su hermanastro

Habló la joven acusada de parricidio: "Tengo la conciencia tranquila"

Comentarios