*

Telefem

Portada  |  07 junio 2019

Radiografía de una lucha: el fútbol femenino argentino juega un Mundial después de 12 años

Qué batallas tuvieron que sortear las jugadoras para participar de la Copa del Mundo. Un recorrido desde Las Pioneras hasta la Selección actual.

A horas del debut de la Selección Argentina en la Copa Mundial de FIFA Francia 2019, el lunes desde las 13 ante Japón, Telefem se metió de lleno en este camino lleno de obstáculos que enfrentan diariamente las mujeres que quieren ser futbolistas profesionales. Lo relatan las mismas protagonistas, cuyas historias tienen algo en común: lograron salir adelante a fuerza de pasión. Como Belén Potassa, que abandonó su pueblo porque no la dejaban jugar y hoy es una de las goleadoras de Selección. Ni hablar de Soledad Jaimes, que jugó descalza hasta los 13 años, se fue a Brasil en busca de su sueño y hace unos días se convirtió en la primera argentina en ganar la Champions League.

Las dificultades se mantenían en la Selección, por más insólito que pareciera. Hicieron un paro porque no les pagaban ¡150 pesos! de viáticos para ir a entrenar, les daban ropa usada de los varones y llegaron a estar 18 meses sin competir. Abandonadas a su suerte, se unieron en un mismo reclamo y lo hicieron saber al mundo en la Copa América hace un año. La famosa foto del Topo Gigio le dio visibilidad como nunca a su reclamo.

Algo cambió en los últimos meses. La Selección Femenina clasificó al Mundial a estadio lleno, todo un mensaje para la dirigencia de la Asociación del Fútbol Argentino, que tiempo atrás las ninguneaba. El caso de Macarena Sánchez fue el último empujón: la jugadora fue echada de su club, UAI Urquiza, porque le pidió que la reconocieran como futbolista profesional. La apuntaló un colectivo de mujeres y todo derivó en que la AFA anunciara, unos meses después, en la Liga Profesional de Fútbol Femenino.

Es un cambio que llevaba 90 años de diferencia con los hombres, profesionales desde 1931, pero sin dudas un avance en una lucha que lleva décadas. Si no, preguntarle a Las Pioneras, que en 1971 fueron las primeras argentinas en jugar un Mundial. Ellas, que sembraron el fútbol femenino a lo largo y ancho del país, toman la palabra en este capítulo y vale la pena escucharlas cada segundo. También el análisis de Ángela Lerena, una referente del periodismo deportivo que abrazó y apuntaló ésta lucha desde su rol de comunicadora.

Invisibles no hace mucho, las jugadoras de la Selección gozan de un reconocimiento y exposición sin precedentes. En el medio, están ante la oportunidad de hacer historia. No la tienen fácil: llegaron a la competencia con lo justo y comparten grupo con potencias del deporte; Japón fue subcampeón en el último Mundial; Inglaterra es campeona europea y Escocia está entre las 20 mejores. El resultado será lo menos importante: ellas lograron que algo cambie. Ya no hay vuelta atrás.

Comentarios