*

Tecno

Portada  |  14 marzo 2019

"Tuve que sacrificar muchas cosas": "Ninja", el maestro de Fortnite que gana US$ 500 mil mensuales

Tyler Blevins, de 27 años, contó cómo es hoy su vida cotidiana. Y se refirió a su camino desde aficionado de los videojuegos a una estrella que se codea con famosos como Neymar, Drake y Travis Scott.

Con 27 años, Tyler Blevins, alias "Ninja", está en su mejor momento. El éxito fulgurante de Fortnite lo convirtió en una gran celebridad: la primera que es un jugador profesional de videojuegos.

Siendo más joven, como muchos adolescentes, pasaba horas delante de la computadora en el sótano de la casa familiar en Chicago. Ahora se codea con Neymar, Drake o Travis Scott, viaja por todo el mundo, es patrocinado por Red Bull y lo invitan a los grandes platós de las televisiones de Estados Unidos.

Los mayores de 30 años ignoran su existencia pero pregunte a la gente de entre 10 y 25 años: si son aficionados de los videojuegos solo lo conocen a él y su pelo fosforescente. En la plataforma Twitch lo siguen 13 millones de personas y, en Youtube, 20 millones.

A fuerza de manejar el ratón y el teclado se convirtió en el jefe de Fortnite, éxito planetario que empujó al mundo de los videojuegos desde su lanzamiento en 2017. Hoy, nadie mejor que él maneja el modo "Battle Royale" del juego y decenas y cientos de miles de personas se conectan cada día para verlo jugar.

"Empecé a jugar a Fortnite y lo encontré divertido. Es gratuito, lo que es genial, y simplemente me enamoré del juego", dice en una entrevista con la AFP.

Trabajo a tiempo completo

"Es muy agradable de ver. Cuenta una historia y es muy simple: empiezas con 100 jugadores y el último superviviente gana", dice para explicar el éxito del juego, con 200 millones de inscritos.

¿Cómo es un día normal de "Ninja"? Por la mañana "me tomó un café, después emito durante seis horas. Después hago una pausa con mi mujer y por lo general vuelvo por la noche para otra sesión de 'gaming'".

Al principio todo esto no era más que una afición pero rápidamente, mientras todavía estudiaba, comenzó a obtener ingresos interesantes. Desde hace ocho años el "streaming" se convirtió en su trabajo a tiempo completo.

"Le dije a mi madre que si llegaba a conseguir más que el salario mínimo emitiría a tiempo completo y ella estuvo de acuerdo", recuerda. "Mis padres dudaban al principio, pero ya sabes, ¡los cheques no mienten! Cuando empecé a ganar dinero, entendieron".

Hoy, y después del éxito de Fortnite, se estima que ingresa 500.000 dólares al mes, lo que tranquiliza a Cynthia y Chuck, sus padres.

Pero este éxito arrollador no se consiguió fácilmente, subraya. Para llegar "tuve que sacrificar muchas cosas. Nunca salía con mis amigos excepto para jugar a videojuegos. Fui un novio terrible para las novias que tenía cuando empecé. Las descuidé porque jugaba todo el tiempo a videojuegos".

Plan B

Con la loca expansión del sector de los videojuegos y de los e-sports, algunos "geeks" comienzan a considerar ser jugadores de videojuegos antes que continuar con sus estudios.

Pero a pesar de su éxito "Ninja" no quiere llevar a los jóvenes a dejarlo todo para dedicarse únicamente a los videojuegos. "Es muy difícil. Tengan siempre un plan B", dice.

Sobre todo porque el sector, en fuerte crecimiento, sigue siendo volátil.

En la cima desde su lanzamiento, Fortnite parece haber perdido fuerza frente a la competencia de Apex Legends, un juego de disparos que se impuso inmediatamente entre los títulos más seguidos.

¿Qué impacto tiene en su carrera? "Voy a seguir jugando a Fortnite hasta que piense que el juego ya no es beneficioso para mí. Pero es un juego agradable, no va a desaparecer de la noche a la mañana. En el peor de los casos, le quedan cinco años", predice.

Por contra, está seguro de que el "streaming" no es una moda efímera, como tampoco su profesión. "Pase lo que pase, nunca seré malo en los videojuegos. Puedo empezar un juego y ser bueno muy rápido. No creo que mi edad sea un problema hasta que tenga 40 o 50 años. Y en ese momento, ¿quién sabe?".

Fuente: AFP

Comentarios