*

Internacionales

Portada  |  12 febrero 2019

Video: le aplicaron 11 descargas con la pistola Taser delante de su esposa e hijos

Wheacroft se niega a identificarse a lo que el policía le advierte que no se ponga tenso, mientras le aplica una llave y le apunta con un taser (pistola con carga eléctrica).

Un polémico incidente entre un hombre y agentes de seguridad ha llevado a la Policía de Glendale, en Arizona, Estados Unidos, a los tribunales por abuso de autoridad y uso excesivo de la fuerza.

A esto se suma la difusión de un video en YouTube del preciso momento en el que los policías implicados en este incidente arremeten contra un sujeto que era copiloto de un auto detenido.

Wheacroft se niega a identificarse a lo que el policía le advierte que no se ponga tenso, mientras le aplica una llave y le apunta con un taser (pistola con carga eléctrica).

Tras la aplicación de la llave, Johnny Wheacroft se altera y empieza a gritar con desesperación. Lo que empuja al efectivo a utilizar su taser. El incidente ocurrió en el 2017 y los agentes responsables realizaron 11 descargas con pistola eléctrica tipo "taser" contra el hombre que se encontraba junto a su familia.

Lo polémico del caso es que este tipo de intervención se hizo frente a su familia (esposa e hijos) e incluso después de haber sido esposado. La pareja demandó a la municipalidad del suburbio de Phoenix y tres de sus policías por exceso de fuerza durante una parada de tráfico en 2017.

La policía de Glendale dice que Wheatcroft fue visto extendiendo el brazo en busca de una mochila bajo su asiento y “continuó discutiendo, gritando y resistiéndose físicamente” cuando los agentes trataban de sacarlo del vehículo.

Comentarios