*

Internacionales

Portada  |  22 septiembre 2019

Un colegio de Estados Unidos puso en el baño el escritorio de un nene autista

El colegio aseguró que el baño no se usaba y que era el lugar ideal porque el niño necesitaba silencio. La indignación de la madre.

Un escritorio encima del inodoro, una silla cerca del vanitory y una colchoneta con un almohadón para poder descansar.

Cuando Danielle preguntó a la maestra de su hijo si podía estudiar en la biblioteca, le dijeron que no, mientras que la sugerencia de colocarlo en el baño no le pareció a la pedagoga una mala idea porque, según explicó, no era utilizado por el personal.

"Mi hijo estaba humillado, avergonzado y asqueado por esta inhumana sugerencia de que trabajara en un cuarto de baño", escribió la madre de este estudiante de sexto grado en su cuenta de Facebook, donde compartió la foto de su nueva 'aula'. Indignada, lo llevó a casa de inmediato y, como el colegio no le ofreció ninguna alternativa donde pudiera estudiar con tranquilidad, decidió que su hijo no iba a volver.

Funcionarios de educación de la ciudad de Bellingham afirmaron en un comunicado compartido por Q13 FOX que están investigando el incidente y que el escritorio ya ha sido retirado del lugar. "De momento parece que el baño fue equipado como un posible espacio de aprendizaje separado y tranquilo, pero no pusieron ahí a ningún estudiante", indicaron.

"(…) El personal del colegio está al tanto de que el espacio no debe ser utilizado para ese objetivo en el futuro. Si bien no podemos compartir detalles específicos sobre nuestros estudiantes, podemos decirles que mantenerlos seguros e involucrados en el aprendizaje son nuestras prioridades clave", escribieron.

No obstante, la retirada del escritorio no ayuda a Lucas a restablecer su autoestima y poder lidiar con su sentimiento de vergüenza, comentó su madre, que de todas formas apreció la decisión.

Comentarios