*

Internacionales

Portada  |  13 agosto 2019

¿Otro Chernobyl?: la radiación aumento hasta 16 veces en una ciudad rusa tras una explosión en una base militar

El accidente estuvo vinculado con pruebas de “nuevas armas”, según ha reconocido este lunes Moscú sin desvelar el carácter de las pruebas, que está bajo secreto de Estado.

La poca información que llega desde Rusia sobre la misteriosa explosión que provocó la muerte de cinco personas durante el ensayo la pasada semana de un misil en una remota base militar del mar Blanco alimentó aún más la inquietud después de que este martes se ordenase la evacuación de un pueblo cercano y el servicio meteorológico nacional informase de que los niveles de radiación en la ciudad de Severodvinsk —cercana a la base— aumentaron entre 4 y 16 veces tras la explosión.

El accidente estuvo vinculado con pruebas de “nuevas armas”, según ha reconocido este lunes Moscú sin desvelar el carácter de las pruebas, que está bajo secreto de Estado.


"A las 12 hora de Moscú del 8 de agosto de 2019 en seis de ocho puntos de Severodvinsk se registró un aumento de la dosis de radiación gama de entre 4 y 16 veces en comparación con el nivel habitual para este territorio", señala el comunicado difundido por el servicio meteorológico de Rusia en su página web.

Alexéi Chernishov, subdirector del Centro Federal Nuclear ubicado en Sárov —la ciudad donde fueron sepultados con honores los cinco especialistas que perecieron durante la explosión— reconoció el lunes que la radiación había aumentado al doble en el polígono de Arjánsguelsk, pero aseguró que una hora después los niveles habían vuelto a la normalidad. Greenpeace sitúa el incremento en 20 veces los niveles normales.

Las autoridades han ordenado además este martes al medio millar de habitantes de Nyonoksa, un pueblo situado a unos 30 kilómetros de Severodvinsk, que lo abandonen mientras se desarrollan los trabajos de investigación del accidente, ha informado la agencia Interfax.

Otra agencia, Tass, ha informado este martes de que los médicos que trataron a las víctimas han sido enviados a Moscú para ser, a su vez, examinados médicamente. Los facultativos han tenido que firmar un acuerdo por el que se comprometen a no divulgar información sobre cualquier detalle relacionado con el accidente.

El presidente ruso habló en 2018 de su intención de desarrollar nuevas armas, entre ellas un misil nuclear de crucero teóricamente capaz de usar una fuente de combustible nuclear a bordo y volar por períodos indefinidos, lo que le permitiría sortear los sistemas antimisiles conocidos. Especialistas estadounidenses de inteligencia citados por The New York Times apuntan a que el ensayo era de un SSC-X-9 Skyfall. La principal característica de este misil es su capacidad de llegar a cualquier punto del planeta. Cuenta con un pequeño reactor nuclear que eliminaría las limitaciones de alcance que tienen los misiles con combustible convencional.

Comentarios