*

Internacionales

Portada  |  26 marzo 2020

Los castigos a los que violan la cuarentena en Filipinas: jaulas de perros o expuestos al sol

Human Rights Watch ha denunciado esta situación en un comunicado.

El Gobierno de Filipinas impuso el pasado 16 de marzo una cuarentena estricta en la isla de Luzón (la más grande del país, donde está Manila) para intentar frenar la expansión del coronavirus.

Pese a ello, hay gente que sigue saliendo a la calle y saltándose las normas. Las autoridades locales responden a estos actos con mucha dureza, incluso, según denuncia Human Rights Watch, ignorando los derechos humanos.

Algunos de los castigos impuestos a aquellos que no se quedan en sus casas incluyen ser encerrados en jaulas de perros o permanecer bajo el sol durante horas.

Human Rights Watch ha denunciado esta situación en un comunicado: “La policía y los funcionarios locales deben respetar los derechos de las personas arrestadas por violar el toque de queda y otras regulaciones de salud pública”.

En la ciudad de Santa Cruz, al sur de Manila, las autoridades admitieron haber encerrado a cinco personas en una jaula durante toda la noche, rodeados de perros callejeros. La razón que dan es “haber violado el toque de queda y haberles agredido verbalmente”.

Comentarios