*

Internacionales

Portada  |  03 diciembre 2019

Las últimas palabras de una mujer antes de ser asesinada por su amante: "Esperamos un hijo, yo te amo"

El crimen, ocurrido en Partinico, en Silicia, fue confesado por Borgia, un hombre casado que mantenía una relación con la joven desde hace un año. La Policía lo arrestó a pocas horas del asesinato.

“¿Pero qué hacés? ¡Dejá el cuchillo! Esperamos un hijo, yo te amo”, le gritaba Ana María Lacramioara Di Piazza a quien era su amante, mientras este sacaba un cuchillo para asesinarla. En Italia, Antonio Borgia, un empresario de 51 años, la asesinó luego de que ella le revelara de que esperaba un hijo suyo.

El crimen, ocurrido en Partinico, en Silicia, fue confesado por Borgia, un hombre casado que mantenía una relación con la joven desde hace un año. La Policía lo arrestó a pocas horas del asesinato.

Su captura se dio gracias a dos testigos: uno de ellos reveló haber visto a una joven correr hacia una camioneta blanca, mientras un hombre la perseguía con los pantalones abajo. Además, según contaron dos amigas de la joven al diario Corriente, esta le habría pedido 3000 euros a Borgia porque se encontraba en el paro, necesitaba pagar sus consultas médicas (era un embarazo de riesgo) y el parto.

El empresario la llevó en su camioneta blanca fuera del pueblo, cerca de unas obras de su empresa constructora, bajo la excusa de querer mantener relaciones sexuales. Tras empezar a discutir, Borgia sacó un cuchillo y la atacó en el vientre. Cuando la joven trató de huir, el hombre la subió nuevamente al auto, mientras le aseguraba que la llevaría al hospital.

No obstante, en el trayecto la atacó nuevamente y la golpeó con un bastón, hasta que terminó con su vida. De acuerdo con ABC, el empresario escondió su cuerpo en el campo, lavó la sangre de su auto y acudió a su trabajo como si nada hubiera ocurrido. Luego del almuerzo, el asesino se dirigió a la peluquería, pero los carabineros ya habían sido alertados sobre el crimen y lo detuvieron.

Comentarios