*

Portada Internacionales  |  30 julio 2018

La historia de un nene con cáncer terminal que esperó para conocer a su hermanita recién nacida

Su mamá contó que el pequeño le aseguró que esperaría al nacimiento de la pequeña Millie antes de morir.

Bailey Cooper luchó durante más de un año contra un cáncer terminal y antes de partir, en vísperas de Navidad, pidió dos deseos: uno conocer a su hermana recién nacida, el otro que no familia junte fuerzas para seguir adelante. “Tienen permitido llorar sólo por 20 minutos”.

Con sólo nueve años Bailey se convirtió en un luchador y durante 15 meses, informa The Sun, peleó contra un Linfoma de no Hodgkin. Su mamá contó que el pequeño le aseguró que esperaría al nacimiento de su hermana antes de morir.

Millie llegó al mundo en noviembre y un mes más tarde Bailey falleció en un hospital de Bristol, Reino Unido. El pequeño pudo cumplir así sus deseos de tener en sus brazos a su hermana y darle todo su amor. Sus padres publicaron ahora una serie de fotografías donde se encuentran juntos.

Bailey le escribió su carta a Papá Noel con regalos que disfrutaría su hermano de seis años, Riley y planeó su funeral: para eso les pidió a todos que fuesen vestidos de superhéroes, y les dijo a sus padres que sólo podían llorarlo 20 minutos. "Tienen que ocuparse de Riley y Millie".

Comentarios