*

Internacionales

Portada  |  14 enero 2020

Filipinas: tras la erupción del volcán Taal, miles de habitantes fueron evacuados

Según advirtieron las autoridades, aún podría seguir expulsando cenizas y lava durante las próximas semanas por lo que todavía los habitantes no pueden volver a sus casas.

Este domingo 12 de enero el volcán Taal, situado a 65 km de la capital de Filipinas, se despertó proyectando una inmensa columna de humo hacia el cielo y expulsando lava rojiza, acontecimiento que obligó a varios habitantes de las montañas a abandonar sus hogares.

Según advirtieron las autoridades, aún podría seguir expulsando cenizas y lava durante las próximas semanas por lo que todavía los habitantes no pueden volver a sus casas. La última erupción del Taal se remonta a 1977, precisó Solidum.

Cuando las autoridades hicieron sonar la alarma, alertando de un riesgo de "erupción explosiva", muchos dejaron atrás su ganado y sus animales de compañía, sus casas y sus bienes.

"Lo dejamos todo, excepto lo que llevamos puesto", dijo Robert Cadiz, un pescador de 47 años que está entre las más de 30.000 personas se refugiaron en carpas de emergencia. "Estamos aterrorizados", añadió.

El volcán Taal, que se encuentra en medio de un lago de cráter en una zona muy visitada por los turistas, es uno de los más activos del archipiélagos, situado en una zona de alta actividad sísmica al estar ubicado en el Cinturón de fuego del Pacífico.

El director de la Cruz Roja en Filipinas, Richard Gordon, indicó que "se están preparando para lo peor" y pidió a la población que se aleje del volcán.

"Traigan a sus animales y a su ganado a los centros de evacuación", si es necesario, dijo.

Tras la erupción, que provocó una humareda de 15 km de alto y una "lluvia" de cenizas en la región, se ordenó el cierre temporal del principal aeropuerto internacional de Manila, y la cancelación de cientos de vuelos. Decenas de miles de pasajeros se vieron afectados.

El aeropuerto internacional Ninoy Aquino volvió a estar operativo el lunes poco a poco, pero el martes todavía había muchos pasajeros varados, a la espera de un vuelo.

MIRÁ TAMBIÉN

Los océanos se calientan al ritmo de si arrojasen cinco bombas de hiroshima por segundo al agua

Incendios en Australia: lanzan verduras a los animales desde helicópteros

Comentarios