*

Portada Internacionales  |  30 julio 2018

Detuvieron a la dueña de una guardería que drogaba a los nenes para irse al gimnasio

La mujer fue condenada por 11 cargos de maltrato en primer grado, así como a una imputación por asalto en tercer grado.

La dueña de una guardería fue condenada a 21 años de prisión acusada de drogar a los nenes que tenía a su cargo para poder irse al gimnasio.

Los padres de los menores sospechaban que sucedía algo extraño con January Neatherlin, la propietaria del jardín Little Giggles ubicado en Bend Oregon, Estados Unidos. Les llamaba la atención que la mujer les pusiera una restricción para no ir a visitar a sus hijos durante algunas horas.

Mientras los nenes estaban bajo los efectos de somníferos, Neatherlin se iba a trotar a un gimnasio donde además se bronceada. La acusada es una figura reconocida en Instagram por sus publicaciones con contenido fitness.

Neatherlin fue condenada por 11 cargos de maltrato en primer grado, así como a una imputación por asalto en tercer grado. Sin embargo, los padres de los nenes se mostraron disconformes con la pena que recibió. “Ni un siglo es suficiente”, dijo uno de ellos.

Comentarios