*

Internacionales

Portada  |  14 febrero 2020

Como protesta contra el "sexismo cotidiano", una diputada subastó el vestido por el que la criticaron

La legisladora recibió cuestionamientos por concurrir al Parlamento con un vestido que dejaba ver su hombro. "Defiendo que las mujeres puedes vestir como quieran", dijo Tracy Brabin, quien donará lo recaudado a una ONG juvenil.

Para dar un mensaje contra el sexismo y reivindicar a las mujeres, una diputada laborista recaudó en una subasta 20.000 libras esterlinas (unos 26.000 dólares) por un vestido negro que usó en una sesión del Parlamento y que dejó su hombro al descubierto, lo que derivó en una catarata de críticas y cuestionamientos en redes sociales.

Se trata de la parlamentaria británica Tracy Brabin, quien tomó la decisión de subastarlo a beneficio de una ONG juvenil tras los comentarios negativos que recibió en las redes, luego de de su hombro quedara al descubierto durante una reciente sesión en la Cámara de los Comunes al deslizarse la prenda.

La mujer cuestionó las críticas a las que consideró absurdas y sexistas y aprovechó la ocasión para subastar el vestido en el portal de ventas online eBay y recaudar fondos para Girlguiding, la organización caritativa juvenil femenina más grande del Reino Unido.

"¿Es una vestimenta apropiada para el Parlamento?", "La Cámara de los Comunes no es un pub nocturno, ¿recién vuelves de una fiesta?", fueron sólo algunos de los comentarios que se produjeron en las redes y que se hicieron eco en los medios de comunicación británicos.

"Estoy hablando sobre un hombro cuando hay temas más importantes para los medios de comunicación. Este es el sexismo cotidiano en el que las mujeres son juzgadas por lo que visten, cómo se ven y no por lo que dicen. Defiendo que las mujeres puedes vestir como quieran", dijo la semana pasada Brabin durante una entrevista en la BBC.

La oferta final se produjo segundos antes de que terminara la subasta ayer, con el mejor postor que pagó exactamente 20.200 libras (26,330 mil dólares).

La diputada festejó la oferta y dijo a los medios que estaba ansiosa por asistir a una reunión en la noche y celebrar con las chicas de la organización.

Según Brabin, la subasta del vestido sirvió como una forma de defender a las mujeres en el lugar de trabajo y se mostró sorprendida por el impacto que tuvo al recibir más de 180 ofertas con un precio que comenzó en 10 libras (Unos 13 dólares).

"Quiero alentarlas a estar realmente orgullosas de quiénes son, a apoyarse mutuamente como niñas y a no recibir ninguna crítica de nadie, especialmente de los niños", expresó.

Después de la subasta, el mismo vestido con un precio de 35 libras (43,63 dólares) se agotó rápidamente en el portal de ventas de ASOS.

TE PUEDE INTERESAR

Instalan diez estatuas de mujeres en Nueva York para luchar contra el sexismo

La joven médica a la que le sacaron el título por posar demasiado sexy en Facebook

Fue a la biblioteca y le prohibieron la entrada por usar short: "se te ve todo" le dijeron

Comentarios