*

Internacionales

Portada  |  28 enero 2019

"Santo Hugo Chávez del 23”, la iglesia del expresidente de Venezuela

Está en el corazón del barrio 23 de enero, el más chavista de todos los barrios de Caracas. Ahí hay devoción por el que todavía la gente llama “mi comandante”.

En un sitio humilde, enclavado en una ruidosa calle de un barrio pobre de Caracas que mira por lo alto al palacio presidencial de Venezuela, hay una capilla cuyo nombre es “Santo Hugo Chávez del 23”.

Está escrito con pintura blanca en la entrada, ha sido visitada por decenas de miles de venezolanos para rendir homenaje al que fue presidente para unos y “santo” para otros.

En la capilla hay girasoles, veladoras, gotas de cera seca que son el testimonio de todos los que han venido desde que Chávez murió de cáncer el 5 de marzo de 2013. Todavía vienen al barrio 23 de Enero, a sólo unos pasos de las barracas que utilizó el joven Chávez, entonces comandante del batallón de paracaidistas, en un fallido golpe de Estado el 4 de febrero de 1992.

En una pared hay una imagen de Jesús, quien carga la cruz junto a Chávez, vestido con uniforme militar y boina roja, saludando. “Dios con nosotros. ¿Quién contra nosotros?”, dice en el cartel.

La Iglesia católica en Venezuela ha objetado las comparaciones de Chávez con Jesucristo o que lo describan como santo. Pero para quienes creen y veneran al expresidente, Chavez es un "santo de los pobres. 

Comentarios