*

Internacionales

Portada  |  13 noviembre 2019

Áñez prometió elecciones "cuanto antes" y derogar el fallo que habilitó a Evo a postularse

La presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, afirmó este miércoles que los principales objetivos de su gestión son llamar a elecciones presidenciales "cuanto antes" y derogar el fallo que habilitó a su antecesor, Evo Morales, a postularse para un nuevo mandato.

Una de las tareas más urgentes que deberá resolver Jeanine Áñez será nombrar un equipo de ministros que la acompañen durante el tiempo en que se mantenga en la Presidencia de Bolivia, algo que incluye con probabilidad designar nuevas autoridades de la Policía y las Fuerzas Armadas.

Sin embargo, lo más importante, según la nueva presidenta, es establecer un gobierno "de transición" que convoque a unos nuevos comicios en el menor tiempo posible con nuevas autoridades electorales.

“Este mandato presidencial de carácter estrictamente provisional tendrá dos objetivos fundamentales: la derogación de la sentencia inconstitucional 0084/2017 de 28 de noviembre de 2017 y la convocatoria a elecciones generales en el tiempo más breve posible tal y como lo establece la Constitución”, dijo Añez en conferencia de prensa.

La mandataria aseguró que se garantizará un proceso electoral limpio y transparente en el que podrán participar “todos ciudadanos que cumplan los requisitos constitucionales”.

La presidenta pidió a todos los funcionarios del Estado que regresen a sus funciones de inmediato, de manera que se empiece a retornar a la normalidad en el país.

Bolivia hoy

La ciudad de Santa Cruz de la Sierra, bastión del líder cívico Fernando Luis Camacho, amaneció este miércoles con el fin del llamado paro cívico y una vuelta gradual a la cotidianeidad, mientras en La Paz, Jeanine Áñez, la senadora designada como presidenta interina en una sesión del parlamento sin quórum, intentó hacer lo mismo. Sin embargo, desde El Alto, una multitud se negó a aceptar su "vuelta a la normalidad".

Desde temprano, en La Ceja, el corazón de El Alto atravesado por la autopista que comunica esa ciudad con la vecina La Paz, miles de docentes de las seccionales del magisterio rural del departamento y miembros de las juntas vecinales empezaron a concentrar para marchar juntos, otra vez, hasta el centro de la capital boliviana, informa la agencia Télam.

Embanderados por la whipala, el símbolo que representa a 36 etnias de los pueblos indígenas y que fue atacado -incendiada, cortada, arrastrada- por sectores acomodados, salieron nuevamente a las calles y bajaron hasta La Paz para evitar que "el país otra vez sea gobernado por el racismo".

Mirá también:

- Multitudinaria marcha en apoyo a Evo Morales en La Paz

- El mensaje de Evo: "Se ha consumado el golpe"

- Jeanine Áñez: "Asumo de inmediato la presidencia de Bolivia"

Comentarios