*

Internacionales

Portada  |  24 septiembre 2019

Abandonaron a su hija con enanismo: dicen que tenía 22 años en vez de 9 y que quiso matarlos

“Estaba dándole un baño y noté que tenía el vello púbico completo. Estaba tan conmocionada. Me acababan de decir que tenía seis años y era muy evidente que no lo era”, reveló la madre adoptiva.

Un caso que se asemeja a una película de terror conmocionó a Estados Unidos. Se trata de una pareja que adopta a una nena adorable solo para descubrir que en realidad es una sociópata adulta que se hace pasar por niña debido a que es enana.

La historia es similar de la película “La huérfana”, estrenada en el 2009. En la ficción.,  una “niña” de aspecto inocente intenta asesinar a su familia cuando descubre que ella en realidad tiene 33 años.

Kristine Barnett, de 45 años, y su exesposo Michael Barnett, de 43 años, dejaron a Natalia Grace, nacida en Ucrania, en un departamento en Lafayette, Indiana, en 2013, luego se mudaron a Canadá un mes y rompieron contacto con la chica.

Los cargos penales contra la pareja de exesposos fue presentada el 11 de septiembre pasado. La Policía dice que la niña tuvo que valerse por sí misma durante tres años a pesar de tener una forma rara de enanismo y de sus dificultades para caminar.

Sin embargo, en una entrevista exclusiva con DailyMailTV, Kristine insistió en que hay una falla importante en su caso. Asegura que Natalia no tenía nueve años, como afirman los documentos de la acusación, que en realidad tiene 22 años.

Barnett sostiene que las verdaderas víctimas son ella y su familia, ya que fueron aterrorizados durante años por la misteriosa impostora que amenazó con apuñalarlos mientras dormían, la empujó a ella hacia una cerca eléctrica y le vertió veneno en su café.

“Los medios me están pintando como una abusadora de niños, pero aquí no hay niños. Natalia era una mujer. Ella tenía períodos. Ella tenía dientes de adultos. Nunca creció ni una pulgada, lo que sucedería incluso con un niño con enanismo”, dijo Barnett.

Según Kristine, todos los médicos confirmaron que sufría una enfermedad psicológica grave diagnosticada solo en adultos.

Durante la entrevista, Kristine Barnett, se mostró muy sensible, contó que adoptó a Natalia en 2010 cuando supuestamente tenía “seis años” e insistió en que ella la trataba como si fuera su hija biológica. Aseguró que no dudó en aceptar a la nueva integrante de su familia a pesar de saber que tenía un trastorno del crecimiento óseo llamado displasia espondiloepimetafisaria, que causa baja estatura, anomalías esqueléticas y problemas de visión.

Kristine sostiene que el día que se la dieron en adopción Natalia estaba extremadamente nerviosa y que se le notaba que iba a necesitar mucho apoyo y atención.

“Estaba dándole un baño y noté que tenía el vello púbico completo. Estaba tan conmocionada. Me acababan de decir que tenía seis años y era muy evidente que no lo era”, agregó.

Comentarios