*

Portada Informes Especiales  |  30 mayo 2018

“Yo robé, maté y quiero salir de la cárcel para volver a hacerlo”

Alan tiene 20 años y está detenido por homicidio en la cárcel de Melchor Romero. Su madre es contadora y trabaja en un banco y su padre en una fábrica. Comenzó a robar a los 15 años. Y no está arrepentido de nada.

Por diversión, para "sobresalir", tenía todo en su casa pero quería más. Su primer robo fue a una fábrica junto a dos cómplices. Fue armado y con chaleco antibalas. Ese fue el puntapié de los siguientes robos.

Alan cuenta que se manejaban con “entregas”. Le avisaban de determinadas familias, casas y los asaltaban. Poco les importaba si adentro de la vivienda había gente o personal de seguridad. Dice no arrepentirse de los robos ni sentirse culpable.

Cometió dos homicidios en situación de robo, pero por respeto a su familia prefiere no dar detalles de los crímenes. Una entrevista de Mauro Szeta que nos deja sin palabras.

Comentarios