*

Informes Especiales

Portada  |  17 febrero 2020

Yo me arrepentí de mis tatuajes

Te mostramos algunas historias de personas que se arrepienten del tatuaje que se hicieron y ahora buscan taparlo o quitarlo con láser. Desde el nombre de un ex, hasta un tatuaje que perdió el color, pasando por aquellos que lo que tienen dibujado nada tiene que ver con el prototipo elegido.

El siglo XXI es el siglo de los tatuajes, la gran mayoría de las personas alrededor del mundo tiene uno o aspira a tenerlo. Hoy, tener un dibujo en el cuerpo es la norma. ¿Pero qué pasa cuando el diseño que se pensó ya no gusta o, peor aún, cuando el tatuaje que celebraba la relación con una persona terminó? En este informe tratamos de mostrarte todo eso que pasa cuando eso que era para toda la vida, ya no lo es.

El cirujano plástico y reconstructivo, Dr. Fabian Perez Rivera (MN 86793), lleva una estadística sobre grupos de personas arrepentidas que acuden a su centro estético a remover ese dibujo que desean quitar de su vida.

“Hicimos una estadística sobre 713 pacientes y a diferencia de lo que uno puede llegar a creer la principal motivación es la disconformidad con el tatuaje por una cuestión netamente estética o porque ya no expresa la manera de pensar, eso se lleva el 25 por ciento. La segunda causa es por ingreso a las fuerzas de seguridad: ejército, policía, gendarmería; y la tercera es por el cambio de parejas. El promedio de edad donde la gente se arrepiente es a los 30 años, es lógico porque es cuando a empiezan a tomarse decisiones importantes en la vida.”, asegura.

Siguiendo con esta línea de pensamiento, la médica dermatóloga Dra. Mariana Troha (MN 148729), asiste a cinco personas por día que realizan consultas para removerse el tatuaje. “Los arrepentidos llegan todo el tiempo, consultan por el dolor en el uso del láser y nosotros les planteamos que es un dolor tolerable similar al que sintieron cuando se tatuaron: duele al tatuarse, duele al quitarlo”, cuenta.

Sin embargo, en el universo de los arrepentidos hay muchos que en vez de atravesar un proceso quirúrgico prefieren tapar sus diseños con uno nuevo, lo que se denomina covers.

“Los tatuajes baratos y las historias erradas son las principales causas que veo que llegan al estudio para ver qué podemos hacer para mejorar el tatuaje. A veces es tapar un nombre, otras veces mejorar un diseño que quedó muy mal. Tengo un cliente que cada un año y medio le tapo el nombre de una novia distinta”, destaca el tatuador Javier Bonasera en su estudio de Haedo.

Por su parte, la tatuadora Victoria Campos recuerda el caso de un chico que fue acompañado por su novia y se tatuó el nombre de ella. “Me acuerdo que la novia lo miraba y le decía que no lo hiciera, pero él insistió y se lo hizo. Ahora en breve se lo tengo que tapar porque esa relación terminó. Nosotros cada vez que vienen con la idea de tatuarse por amor intentamos que entren en razón y que estén muy convencidos de hacerlo. Yo nunca me tatuaría el nombre de una pareja”, asegura.

Texto: Manuel Codegone

AGRADECIMIENTOS

NEWCORP MEDICINA ESTÉTICA https://www.newcorp.com.ar/
CIRUGÍA Y LASER DR PEREZ RIVERA http://www.perezrivera.com.ar/
LO DE BLANCA TATTOO https://www.instagram.com/lodeblancatattoo
STUKA TATTOO https://www.instagram.com/stukapistols
JB TATTOO https://www.instagram.com/javibona_ok

SKULL TATTOO https://www.instagram.com/skulltattooestudio/

Comentarios