*

Informes Especiales

Portada  |  01 octubre 2020

Volver al futuro: los descuidados, ahora arrepentidos

Muchos de ellos se relajaron, algunos llegaron a subestimar la pandemia. Pero, al contagiarse, la pasaron tan mal que ahora se arrepienten de haber obviado los cuidados necesarios.

Sandra se enfermó por haberse encontrado con su suegra y su cuñada repetidas veces, y por haber cuidado a un sobrino que tenia covid sin saberlo. Cuando se enteró que tenía el virus, decidió no irse a un centro de aislamiento, por el temor a pasar la enfermedad de forma solitaria. Su marido le dijo: “si te contagias vos nos contagiamos todos”. Como consecuencia, su hija también se terminó enfermando.

Sofia trabaja en un supermercado y llegó el momento en que empezó a sentir la famosa “tos seca”. No tomo el recaudo de aislarse de su hija y finalmente la contagió.

Graciela fue al cumpleaños de su nieta, le llevo la torta junto a su marido. Allí probablemente contrajo el virus, y cree que contagió a sus familiares. Mirta, junto con su hija y su nuera, se contagió en un asado familiar. En dicho encuentro participaron 16 personas y todas se contagiaron, incluso un bebe que estuvo al borde de la terapia intensiva. Se sienten responsables de lo sucedido, se sienten arrepentidas.

Ezequiel, por otro lado, cuenta que se veía con sus compañeros de trabajo y amistades, y que llegó a compartir la misma botella de cerveza entre varias personas. No pensó en las posibles concecuencias, en el peligro del virus. Su hermana lamenta que se haya descuidado, porque, al vivir en la misma casa, ella también llegó a contagiarse.

La historia de María es otra. Ella es médica, trabaja arriba de las ambulancias. Se siente responsable por haberse enfermado porque, según cuenta, “confió de más” en sus pacientes, que le ocultaron síntomas de coronavirus. Se arrepiente por no haber entrado a cada casa con todo el equipo necesario para resguardarse, porque entiende que podía estar frente al virus sin saberlo.

Son distintas historias que representan un cansancio general que todos tenemos frente a este enemigo invisible. Pero, si de algo estan seguras estas personas, es que no hay que relajarse. Cuentan su testimonio con el fin de que otros no pasen por lo mismo, y no sufran las tan dolorosas consecuencias de la enfermedad.

Mirá también:

- Volver al futuro: la nueva vida tras superar el coronavirus

- Volver al futuro: los que le ganaron a la cuarentena del coronavirus

Volver al futuro: la experiencia de ser padres en medio de la pandemia de coronavirus

Comentarios