*

Informes Especiales

Portada  |  08 octubre 2020

Volver al futuro: las duras historias de los repatriados

Ellos son repatriados. De distintas clases sociales e historias. A ninguno le fue fácil volver al país. Tardaron días y meses, en una lucha constante por poder subsistir y llegar a sus hogares.

Florencia Napoli es cantante. Se quedó varada en un barco mientras trabajaba. Sus compañeros conseguían volver a sus respectivos países pero ella no. Se enteró que las fronteras de Argentina habían cerrado por completo. Su espera fue larga y difícil, en un camarote pequeño aprovechó para componer nuevas canciones.

Lucía Ugarte se quedó varada en Miami. Fue a ver a su novio, quien le propuso matrimonio. No quiso volver en la fecha estipulada por temor a los contagios en el aeropuerto, y justo un par de días después cerraron las fronteras del país. Esperó meses hasta poder volver.

Adrián estuvo varado en Brasil. Un día inesperado le escribieron por WhatsApp que tenía que presentarse al día siguiente en el aeropuerto para poder volver. Llenó cientos de formularios y finalmente volvió a su casa en Buenos Aires.

Mayra pasó una pesadilla en Italia. Los días pasaban y no había respuestas de la compañía aérea para poder volver. Los recursos escaseaban, por lo que tuvo que quedarse con su novio en una iglesia, donde les dieron hospedaje y comida.

Florencia y Guadalupe hicieron un viaje de hermanas a Perú. Con el comienzo de la pandemia en Latinoamérica se enteraron que dentro de su mismo hostel había gente contagiada. Recuerdan que hombres con mamelucos blancos las retiraron del hostel, con la incertidumbre de dónde dormirían y cuando podrían volver.

Leandro estuvo varado en México. Se quedó en la casa de una amiga que, en medio de la pandemia, se quedó sin trabajo. Los recursos en este caso también empezaron a faltar y hoy tiene una gran deuda por uso de tarjeta de crédito.

Inés viajó con su hermano a Chile, a ver a otra de sus hermanas. Ante la imposibilidad de poder volver y la preocupación que estaban pasando- ambos mayores de edad- el hermano de Inés fue víctima de un ACV. Debió volver con las cenizas de su ser querido, un dolor insostenible.

Guido volvió al país en un vuelo de repatriación de Aerolíneas Argentinas. Había viajado a Italia para jugar al Rugby y debió esperar largos días hasta poder ver a su familia nuevamente.

Alfredo es artesano. Quedó varado en Brasil, sin recurso alguno. Debió dormir en la playa, a la intemperie. Volvió por tierra, en combi.

Las historias de repatriación no discriminan entre clases sociales ni edades. El sufrimiento, incertidumbre y desesperación fue un denominador común en todos ellos.

MIRÁ TAMBIÉN

Volver al futuro: los descuidados, ahora arrepentidos

Volver al futuro: se contagiaron trabajando y ahora vuelven a pelear en la trinchera

Volver al futuro: superaron al coronavirus y estuvieron bajo la mirada de miles de personas

Comentarios