*

Informes Especiales

Portada  |  19 agosto 2020

Volver al futuro: la experiencia de los voluntarios para la vacuna del coronavirus

Algunos ya se la dieron y otros tienen fecha próxima para presentarse. Todos eligieron ser voluntarios por plena convicción, por querer aportar a la cura, por querer abrazar a los suyos, por volver a la normalidad.

Pedro, de 55 años, es uno de ellos. Desde los 20 dona sangre, 3 veces al año. Su madre era enfermera, por lo que según cuenta, nunca temió a las agujas. Cada vez que se presentaba a donar sentía una plenitud difícil de explicar. Por lo visto, siempre se inclinó hacia la ayuda al prójimo. 

Gabriela ya se vacunó. Tuvo síntomas post-vacuna de nauseas, dolores de cabeza y musculares. Pero se mantiene calma, no tiene miedo. Ximena también ya se presentó y tuvo síntomas. Recibió comentarios en contra de su elección, entre ellos, se le dijo que un mono debería estar en su lugar.

Silvina y Jose Luis, como Ximena, recibieron varios comentarios negativos. La hija de Silvina temió que algo malo le pase a su madre a corto plazo, y a Jose Luis lo tomaron por loco. Pero este último tomó su decisión luego de escuchar que el doctor Lopez Rosetti fue voluntario. Se anotó por sus padres, que son adultos mayores y también por estar harto del aumento de casos y muertes.

Y esas no son las únicas razones. Enrique es voluntario porque necesita volver a abrazar a su hija nuevamente, a la que no ve hace meses. Iliana sueña con abrir nuevamente el centro cultural que administra, y ver el escenario brillar como antes.

Mariana, Fátima y Rosario son las más chicas del grupo. Fuertes en sus convicciones, no dudaron en anotarse, aunque algunos de sus familiares intentaron detenerlas. “A mi mamá casi le agarra un infarto al enterarse”, cuenta Fátima, pero nada las detuvo.

Antonella sí tuvo miedo y conoce de incertidumbres. Debió hacerse repetidos tests de COVID porque su hermano tuvo el virus. Luego de anotarse para la vacuna leyó información no oficial en internet sobre posibles efectos secundarios y entró en la duda. Estuvo por darse de baja, pero quiso darle una última oportunidad al voluntariado. Se contactó con los profesionales encargados de los análisis y le contestaron sus preguntas. Su plan volvió a estar en pie, y no se arrepiente de ello.

No sabremos quienes de ellos recibieron la vacuna realmente y quienes placebo (porque de eso se trata el análisis). Lo que sí sabemos es que los 11 ya dieron un paso firme, que sin ser médicos hicieron su aporte para llegar a la cura. Y, lo más importante, que no piensan retroceder en su elección.

Agradecimientos: Centro municipal Puerto Libre-- Municipalidad de S. Isidro

MIRÁ TAMBIÉN

Volver al futuro: la nueva vida tras superar el coronavirus

Volver al futuro: superaron al coronavirus y cuentan cómo es su nueva vida

Comentarios