*

Portada Informes Especiales  |  30 noviembre 2018

Memorias de el "Negro" Olmedo

El recuerdo del capocómico a partir del relato en primera persona de Susana Romero y Adriana Brodsky. Informe de Guillermo Panizza.

Susana Romero y Adriana Brodsky fueron las exponentes más fieles de la estética de los programas de Alberto Olmedo. Junto a Beatriz Salomón, Divina Gloria y Silvia Pérez, marcaron una época participando del rutilante éxito del capocómico rosarino, fallecido hace más de 30 años en la ciudad de Mar Del Plata.

"El Manosanta", "Rogelio Roldán" y "Perkins" fueron algunos de los inolvidables sketchs de los que participaron las actrices que recuerdan las mejores anécdotas durante los años en que formaron parte de los recordados elencos junto a Javier Portales, César Bertrand, el Facha Martel, entre otros.

El clima durante las grabaciones, la personalidad y el carácter del popular actor, y la cosificación de la mujer son algunos de los temas abordados por Susana Romero y Adriana Brodsky, las chicas que capturaban la atención de la platea masculina todos los viernes en "No toca botón", el programa nocturno que definió el curso erótico de toda la época.

Si bien Olmedo había creado personajes reconocidos como “el nene” o “Chiquito Reyes”, el verdadero boom del actor comienza en 1986 de la mano de “El Manosanta”, un curandero chanta, pícaro y comprador que se proponía conquistar a cuanta mujer se le cruce por el camino. Precisamente, durante esa última etapa televisiva del capo cómico, las actrices que lo acompañaron lograron lo que pocas de sus antecesoras, es decir, protagonismo en la pantalla chica más allá de la contrafigura de turno.

Comentarios