*

Informes Especiales

Portada  |  02 septiembre 2019

"Mala Sangre": contagios y muerte en una historia de terror

Los médicos sabían que las partidas de los concentrados estaban infectadas con VIH, hepatitis B y C y, de todas maneras, las usaron con enfermos. Miles de personas que contrajeron las enfermedades, contagiaron a sus parejas y hasta a su descendencia sin que nadie les advirtiera. Los médicos siguieron ejerciendo como si nada.

Comenzó el juicio oral a tres ex directivos de la Fundación de la Hemofilia, luego de 30 años, por la transmisión masiva de VIH y hepatitis C entre 1979 y 1991 a pacientes, el abogado querellante Gonzalo Giadone considera que esto es "histórico ya que murieron más de mil personas" y porque "por primera vez en Argentina se juzga a los directores de la Academia Nacional de Medicina".

Mala Sangre - Segunda parte 

Insert de Video

El debate se realiza ante un Tribunal unipersonal, a cargo del juez Fernando Machado Pelloni, interviene el fiscal Patricio García Elorrio, y son juzgados los médicos Pedro Raúl Pérez Bianco, Miguel de Tezanos Pinto y el abogado Eduardo Biedma.

Se acusa a los médicos Miguel Tezanos Pinto y Raúl Pérez Bianco, de la Fundación de la Hemofilia (FH) y exdirectores del Instituto de Investigaciones Hematológicas (Iihema) de la Academia Nacional de Medicina (ANM) y al abogado Eduardo Biedma, exintegrante del consejo de administración de la fundación, haber propagado ambos virus al prescribir, ordenar y/o aplicar entre 1979 y 1991 los concentrados antihemofílicos (que normalizan los niveles de los factores de coagulación faltantes VIII o IX en la sangre) sin el debido cuidado. La causa nombra a 32 pacientes; ocho murieron a partir de 1997.

Según consta en el expediente, fueron 975 pacientes hemofílicos los que se infectaron con el VIH, el VHC o ambos virus y, en tres casos, también con el virus de la hepatitis B. Se desconoce a cuántas personas, a la vez, pudieron haber infectado sin conocer su condición. Entre los denunciantes está A. R., de 55 años y esposa de un paciente con hemofilia contagiado con VIH y VHC que murió en 2015 por cáncer. A ella, le detectaron el virus del Sida en su segundo embarazo. "Fue bastante difícil. Mis tres hijos están sanos", dijo anteayer, ya en la segunda audiencia. "Nos proyectamos un futuro con hemofilia, no con estos virus."

Comentarios