*

Informes Especiales

Portada Informes Especiales  |  01 febrero 2019

"He Vivido": Osvaldo rehízo su vida a los 88 años

Cuando para el amor no hay edad. Una nueva historia con Erica Fontana.

Osvaldo Magistris tiene 88 años, nació en Villa Crespo en 1930, su padre fue litógrafo y trabajaba de forma profesional en la imprenta Profumo, muy reconocida en aquellos años. Él admiraba profundamente a su padre y decidió dedicarse a las Bellas Artes.

Comenzó a estudiar, todavía recuerda la mesa ovalada del living de la casa familiar que le impedía apoyar el tablero de dibujo. Se arreglaba como podía. Su gran maestro fue Adolfo de Ferrari, que además de dar clases en el instituto hacía reuniones con grupos de estudiantes en su taller.

A los 18 años comenzó a trabajar de forma fortuita en el diario El Día de La Plata, para la sección Buenos Aires, ahí comenzó a redactar y a ponerse en contacto con las empresas que publicitaban sus avisos. Se le ocurrió un formato para poder usar de forma más productiva. La gráfica lo alejó de la pintura, “yo tenía que vivir y el diario me daba dinero”. Recuerda todavía el temor que le daba ir a cubrir policiales a los asentamientos de Florencio Varela.

Más tarde empezó a cubrir Deportes y allí se quedó durante 27 años. Escribió para Goles y cubrió el Mundial 78, estuvo como Jefe de Prensa del estadio Vélez durante el torneo. Durante la final contra Holanda estuvo en la zona de prensa donde estaban los altos mandos del ejército, cuando Kempes hizo el último gol un jefe del ejército se le abalanzó y lo abrazo.

Fue director de Canal 5 de Vicente López durante cinco años, “para mí el periodismo siempre fue sencillo, era charlar con amigos”. Una vez que terminó su función como director decidió jubilarse y dedicarse de lleno a su primera pasión: Las Bellas Artes. “La vida fue cambiando constantemente entre periodismo y la pintura abstracta”, asegura. Durante sus años de plena actividad periodística realizó una exposición en una galería prestigiosa de la calle Florida.

A su primera mujer, Norma, la conoció a los 24 años, con ella tuvo dos hijos (que lo hicieron abuelo en dos oportunidades y, estos a su vez, bisabuelo). Norma falleció 12 años atrás. Tras su muerte, de forma fortuita recuperó vínculo con Olga, a quien había conocido trabajando en Canal 5, ella vendía publicidad. Comenzaron una relación que dura hasta la actualidad, viven juntos: él le lleva 21 años.

Hoy en día dedica sus días a sus pinturas. Entre sus hobbies se encuentra una particularidad: encontrar belleza en pedazos de cosas desechadas por el hombre o la naturaleza. Tiene los objetos en repisas en el living de su casa junto a los cuadros que él mismo pintó.

Comentarios