*

Informes Especiales

Portada  |  02 abril 2019

"He Vivido": Malvinas, la batalla más cruenta

Miguel Savage es un excombatiente y en una entrevista con Erica Fontana relata cómo esa experiencia marcó para siempre su vida.

Con su relato repasa el pasado cuando, mientras cumplía con el servicio militar obligatorio, fue enviado para luchar en el conflicto bélico que se inició el 2 de abril de 1982. “Faltaban 10 días para la baja, nunca me imaginé que nos iban a mandar. Los militares nos decían prepárense para morir y a los 19 no estás preparado para morir”.

Su llegada a la isla fue un recorrido inesperado. “Bajamos en un Hércules, pasamos por Puerto Argentino y la gente que vivía en las islas nos miraba con terror”, recuerda. Su lugar de posición fue Monte Longdon, donde debió soportar el frío y la hambruna.

“Empezó a ser un calvario, al día 3 había ausencia de comida total. La comida sólida se la comían nuestros jefes, estuvimos dos meses a mate cocido y caldo. Tuvimos que empezar a tomar decisiones para no morirnos”, cuenta.

En dos meses perdió 22 kilos, a partir de ahí comprendió que los que atentaban contra sus vidas no eran solo los militares del grupo beligerante, también el clima extremadamente frío y sus jefes argentinos. “Si no hubiéramos trabajado de la manera que lo hicimos, nos hubiéramos muerto”.

En esas condiciones enfrentó la batalla de Monte Longdon, que tuvo lugar en la Guerra de las Malvinas entre las fuerzas británicas y argentinas. Se desarrolló desde la noche del 11 hasta la madrugada del día 12 de junio de 1982, esa fue una lucha cuerpo a cuerpo donde vio morir a sus pares.

En su relato describe su regreso de las islas en la embarcación británica Camberra como bálsamo, algo que jamás hubiera esperado de sus enemigos. "Eramos 4.172 argentinos en un barco con calefacción y dos comidas por día, conviviendo con los mismo ingleses con quienes nos habíamos estado matando la semana anterior", recordó Savage.

También se emocionó con el recuerdo del encuentro con su madre en continente argentino: "Fue un momento celestial".

NIETOS DE MALVINAS

Comentarios