*

Informes Especiales

Portada  |  02 agosto 2019

En la piel de Hugo, médico veterinario

En sus manos está la salud de animales de carrera, salto, polo y de caballos que tiran de un carro de cartoneros.

Hugo tiene 72 años y dice que su amor los animales no empezó cuando era adolescente, ni tampoco en su juventud. Tuvo siempre, desde chico, la certeza de que quería ser veterinario porque –como él dice – era “bichero”.

Tuvo gaviotas, lechuzas, tortugas, entre muchos animales, y hasta una cigüeña. Estudio para ser veterinario en la Universidad de Buenos Aires (UBA) y se especializó como cirujano. Hoy además de ser decano en la Universidad de Ciencias Empresariales y Sociales (UCES) está al frente de la construcción del hospital de animales “más moderno y grande de la Argentina”.

“Me dediqué a los caballos porque empecé a tener una simbiosis muy especial con ellos. Fui comprobando que el caballo tiene al hombre como un aliado o un compañero. Es muy memorioso y se acuerda de todo de o bueno y lo malo”, dice en un nuevo capítulo de #EnLaPiel. “Nunca un caballo tratado con cariño te va a patear”.

Hugo tiene en sus manos la salud de carrera, salto, polo, pero también de caballos que tiran de un carro de cartoneros. Frente a un animal enfermo él no hace distinción del valor de la vida. Frente a una denuncia judicial de maltrato animal actúa como veedor y determina si existe o no ese delito. Con el paso de los años, asegura, desarrolló “el ojo clínico”.

Comentarios