*

Informes Especiales

Portada  |  12 octubre 2020

Ellos la hicieron: Irene y Marcelo, los papás de Nadia Podoroska

Son los Podoroska, los de apellido ucraniano pero corazones ciento por ciento argentinos.

Hace unos días supimos más de ella, de Nadia Podoroska, de la rosarina con apellido ucraniano y corazón argentino que nos dio una de las pocas alegrías deportivas de la pandemia. La que, raqueta en mano, llegó a semifinales de Roland Garros y trepó del puesto 131 al 48 del ranking mundial. Para conocerla mejor a ella, decidimos conocerlos primero a ellos. A Irene y a Marcelo, los papás de la Peque. Ellos la hicieron.

Viajamos a Rosario para hablar con esos padres que, curiosamente, nunca volaron a Europa a verla a jugar a su hija. Dueños de una farmacia de barrio en Larrea, en el límite con Fisherton, entramos a la farmacia y a la casa de los Podoroska.

Irene (farmacéutica) y Marcelo (relojero que devino en especialista en remedios) son los padres de Iván, Priscila y Nadia. La Peque ya tiene 23 años, vive en España desde hace un par de temporadas y ya no tiene nada de Peque. “En realidad, le decían así no porque fuera menuda sino porque siempre tenía que jugar contra chicas más grandes. Y ahí le quedó la Peque, pero mide 1,70”, cuenta su madre a Telefe Noticias.

Nadia dio sus primeros pasos en el Club Fisherton y, cuando cumplió los 15, no quiso una fiesta sino un pasaje para probar suerte con la raqueta en Europa. Viajó con su entrenador de entonces, Charly Rampello. Lesiones, frustraciones y nostalgias al margen, hoy ya es Top 50 del mundo.

Los papás, laburantes desde siempre, no viajaron nunca a verla. Por la farmacia, por el país, para no invadirla… Cada vez que su tercera hija juega y la televisan, ellos la miran por TV desde la farmacia, entre aspirinas, desinflamantes y recetas. No hay un día en el que no hablen por teléfono. Mamá pregunta si está bien, qué comió y si lleva abrigo… A papá le contará un poco más de lo referente al deporte, pero sin que jamás él invada el territorio de sus entrenadores. Marcelo sigue emocionado por la carta abierta que Nadia le mandó por el día del padre.

Son los Podoroska, los de apellido ucraniano pero corazones ciento por ciento argentinos.

MIRÁ TAMBIÉN

Ellos lo hicieron: Silvana y Ricardo, los papás del "Peque" Schwartzman

Ellos lo hicieron: Jorge y Raquel, los papás de Manu Ginóbili

Ellos la hicieron: el papá de Nancy Dupláa

Comentarios