*

Informes Especiales

Portada  |  04 julio 2019

Contratado por un día: Roberto Funes Ugarte se prueba como empleado ferroviario

En el país hay en total 8600 operarios de vías que están nucleados dentro de la Unión Ferroviaria, trabajan 8 horas por día y perciben un salario de 35 mil pesos por mes.

Los trenes transportan a diario a millones de personas y miles de toneladas de insumos y productos a lo largo y ancho del país. Pero nada de eso sería posible sin el trabajo esforzado y silencioso de los operarios ferroviarios que se encargan de mantener y construir las vías.

Y para visibilizarlos, en otra entrega de Contratado por un Día, Roberto Funes Ugarte se puso en la piel de uno de ellos. Durante horas formó parte de una cuadrilla que está construyendo nuevas vías a la altura del partido de La Matanza para la empresa estatal Trenes Argentinos.

Se trata de un trabajo riesgoso –ha habido casos de obreros atropellados por un tren- y muy sacrificado, ya que todo se hace a la intemperie y deben levantar rieles y durmientes pesadísimos.

No por casualidad, el principal problema de salud que sufren es en la zona lumbar y después de los 50 años deben ser destinados a otras tareas, ya que el físico les impide seguir haciendo semejante esfuerzo.

En el país hay en total 8600 operarios de vías que están nucleados dentro de la Unión Ferroviaria, trabajan 8 horas por día y, en promedio, perciben un salario de 35 mil pesos por mes.

La red ferroviaria nacional abarca 20 mil kilómetros de vías a través de los cuales no solo viajan millones de pasajeros, sino que también se trasporta buena parte de las materias primas que luego se exporta.

Construir un kilómetro de vía cuesta, en promedio, 900 mil dólares, teniendo en cuenta todos los gastos operativos, la masa salarial y que cada durmiente –actualmente se reemplazaron los de quebracho por los de hormigón- tiene un precio de 85 dólares y que cada tonelada de riel sale 850.

Claro que tan importante como la extensión de la red es el mantenimiento. La mayor parte del trabajo es ese, que consiste en reemplazar rieles y durmientes deteriorados por el uso.

Solo en la ciudad de Buenos Aires y el conurbano viaja 1 millón y medio de pasajeros por día en tren, el medio de transporte más económico y más ecológico. Y para que lo hagan hay guardas, maquinistas, mecánicos, boleteros y una pieza menos conocida, pero fundamental: los miles de operarios que pasan buena parte de sus días arreglando y construyendo vías.

Comentarios