*

Informes Especiales

Portada  |  05 septiembre 2019

Contratado por un día: Roberto Funes Ugarte se prueba como cocacolero

Son una variante del buscavida. Se ganan la vida a grito pelado recorriendo las tribunas de los estadios de fútbol. Venden gaseosas, garrapiñada, café, hamburguesas. En un nuevo capítulo de Contratado por un Día, Roberto Funes Ugarte se convirtió en uno de ellos durante un clásico entre Nueva Chicago y Deportivo Morón.

El trabajo empieza varias horas antes del partido. Cada uno se prepara de acuerdo a su especialidad. Están los que se dedican a las gaseosas y van a comprarlas al supermercado, los que llevan la olla para hacer garrapiñada, los que cargan las hamburguesas precocidas o los que llenan termos con varios litros de café.

Y para todos, la venta varía mucho según el equipo, el partido que juegue y la posición que eventualmente ocupe en la tabla. En definitiva, casi todo depende de la cantidad de espectadores que asista al estadio.

Dentro de la cancha de un equipo del Torneo Nacional se venden, en promedio, unos 700 litros de gaseosa –el triple si el partido se juega un día de mucho calor- y 500 hamburguesas.

Entre los vendedores están quienes solo trabajan en un estadio y quienes lo hacen en varios, aunque todo depende de algún acuerdo que puedan hacer con el club o, incluso, con los referentes de la barra brava.

Durante la semana Jorge hace todo tipo de changas, pero cuando juega Nueva Chicago de local se va a la cancha a vender en el sector de plateas contratado por el bufet del club.

Porta una bandeja para 25 vasos de gaseosas. Cada uno lo vende a 50 pesos –en los clubes grandes se cobra el doble o hasta el triple- de los cuales le quedan 25. En un partido, puede ganar alrededor de 2500 pesos.

Así es la vida de estos “buscas” de las canchas. No es que hagan un gran negocio, pero todo suma. Para ellos y para el tan mentado folklore del fútbol.

Mirá también:

- Contratado por un día: Roberto Funes Ugarte se prueba como carnicero

- Contratado por un día: Roberto Funes Ugarte se prueba como empleado ferroviario

- Contratado por un día: Roberto Funes Ugarte se prueba como peón de mudanza

Comentarios