*

He Sobrevivido

Portada  |  11 septiembre 2020

He sobrevivido: “Llegué a decirle a los médicos que no quería vivir más”

Felix Alberto estuvo 15 días en terapia intensiva conectado a un respirador. Asegura que fueron los doctores del Sanatorio Agote los que lo convencieron de seguir peleando contra la enfermedad. En diálogo con Érica Fontana, recuperado, cuenta cómo ha sobrevivido.

Felix Alberto Paolone tiene 68 años y nació en 1952. Vivió y se crió en José León Suárez, su papá, Liberato, era albañil y su mamá, Livia, ama de casa. La cultura del trabajo se respiró desde siempre en casa de los Paolone.

Alberto, como lo llama su familia, recuerda que su papá Liberato salía a trabajar de madrugada y que volvía de noche, para seguir trabajando, poniendo ladrillo sobre ladrillo, para construir su propia casa.

Guarda buenos recuerdos de esa infancia junto a su hermana Liliana, que aunque humilde, admite fue feliz. No podían irse de vacaciones, pero abundaban las reuniones y no se pasaba por alto el festejo de ningún cumpleaños.

Con sólo 10 años empezó a trabajar en una casa de ropa, primero como cadete y después como vendedor. Allí estuvo hasta que a los 18 le tocó hacer el servicio militar. Fue la primera vez que conoció otros paisajes.

“Nunca me fui de vacaciones y por eso para mí la colimba fue algo divino, porque me tocó en Las Lajas, entre Cabiahue y Chile, y para mí eso eran vacaciones”, contó sobre uno de los recuerdos más lindos que guarda.

“Era el Regimiento de Infantería de Montaña y para mí era un sueño. Algunos lloraban por estar ahí, pero yo no había visto nunca otra cosa, para mí era todo una novedad “, explicó en diálogo con Telefenoticias.com.ar.

Terminada la colimba empezó a trabajar en la Fábrica de Telas Suantex. Primero en la parte de producción y después como administrativo. Allí conoció a Graciela, que trabajaba en la parte del laboratorio. Con ella tuvo dos hijos.

Sobre la enfermedad, no sabe cómo se contagió. “Los síntomas fueron un poco de fiebre y la pérdida del olfato. Me puse un perfume suave y no olía”, explicó sobre los síntomas que comenzaron el 11 de julio. Dos días más tarde, diagnosticado con coronavirus, entraba a terapia intensiva.

Del 13 de julio al 18 de agosto estuvo con respirador. “Estuve al límite, el médico me dijo poné fecha de nacimiento nueva. En dos oportunidades tiré la toalla. En una oportunidad me desperté y les dije a los médicos ‘no quiero vivir más’. Y en otro momento me arranqué todos los cables”, compartió sobre esos 15 días en los que peleó contra el virus.

Alberto asegura que fueron los médicos los que lo convencieron de seguir luchando. Hoy en su casa de Villa Ballester, tras haberle ganado a la enfermedad, se ocupa de su jardín, piensa en pasar tiempo con su único su nieto y se emociona al repasar la batalla inesperada que este 2020 los sorprendió a él y a su familia.

Mirá también:

- He sobrevivido: Lea, la maestra de 100 años que logró vencer al coronavirus

- He sobrevivido: "Pasé 20 días en coma por el coronavirus y los doctores me dieron por muerto"

Comentarios