*

Espectáculos

Portada  |  15 mayo 2019

"¿Quién quiere ser millonario?": es no vidente y sueña con jugar un torneo de tenis ciego en EE.UU.

Andres Terrile es un ejemplo de superación y ganó medio millón de pesos. Conocé su historia de vida.

Andrés Terrile tiene 30 años, es no vidente y participó de un nuevo “¿Quién quiere ser millonario?”, en donde contó que uno de sus sueños es jugar un torneo de tenis para ciegos, que se disputará el próximo año en Miami, Estados Unidos.

Al hablar de su vida, dijo que para él uno se construye “con el eco y con lo que escucha". Dijo que le gusta pensar en cosas que “trasciendan” y que empezó a jugar tenis ciego -una adaptación del tenis convencional- por hobby y que aunque ya no llega al torneo de este año, le gustaría participar del próximo. 

"A mí particularmente no me gusta hablar de mi mundo, a todos nos gusta ser parte del mismo mundo. No lo puedo ver pero creo que se puede construir percepción", señaló al reflexionar sobre cómo es su vida. "A veces todos nos dejamos avasallar por lo audiovisual y eso está bueno repensarlo", agregó.

Andrés, que está a tres materias de recibirse de licenciado en Comunicación Social, trabajó ocho años en un grupo de teatro ciego como actor, pianista y sonidista. Además, trabaja en una radio ad honorem y fue profesor de piano para chicos de la Villa 31. Uno de sus proyectos es poder desarrollar una app. "Me gusta pensar en cosas que trasciendan a uno", sostuvo entusiasmado.

Insert de Video


"Tengo las mismas herramientas que ustedes, solo que al no ver, quizás necesito desarrollar más las percepciones (...) A mí me hacen felices las mismas cosas que a cualquier persona. Dormir hasta cualquier hora... ver una serie, creo que todo se va adaptando y que de eso somos parte todos”, subrayó.

Mientras respondía una de las preguntas, contó que es fanático de Charly García y que hace algunos años visitó a un cirujano con la idea de operarse la cara porque no le gustaba uno de sus ojos. Sin embargo, un día escuchó una entrevista con Charly y cambió de opinión al entender el porqué del tema “Bancate ese defecto”.  El propio Charly explicaba que uno tiene que aceptarse tal cual como es, entonces entendió que la cirugía no le iba a servir y que debía hacer de sus defectos un valor.

Ejemplo de superación, gracias a su confianza ganó 500 mil pesos y los usará para viajar y jugar un torneo de tenis para personas no videntes. Dice que en el futuro le gustaría vivir de lo que le gusta, trabajar en radio y dejar una marca en el mundo.

Comentarios