*

Economía

Portada  |  10 febrero 2020

Alberto Fernández desalentó cláusulas gatillo en paritarias y descartó ayuda adicional por créditos UVA

Además el Presidente reafirmó su intención de avanzar con "una revisión seria" del esquema tarifario de la Argentina y aseguró que la Argentina no puede "cumplir" con el pago de la deuda al FMI.

El presidente Alberto Fernández confirmó hoy que sugerirá a los principales sindicatos que no activen este año las cláusulas gatillo en las paritarias, porque el objetivo oficial es desindexar la economía.

En una entrevista radial Fernández reveló que esta semana comenzará una ronda de diálogo con los secretarios generales de los principales sindicatos, porque ellos "son muy importantes" y el objetivo oficial es que "sean parte de este tiempo".

"Les voy a contar lo que nos pasa. Hay paritarias que ya han comenzado y han tomado decisiones por sí mismas, y está bien, no lo cuestiono. Lo que yo sí intento es evitar todo mecanismo de indexación de la economía", dijo.

Y señaló que "la cláusula gatillo es un mecanismo implícito de indexación", aunque también puede entenderse como un sistema de protección del salario, pero opera indexando la economía.

Sobre los pedidos de los gremios en las paritarias, sostuvo que "me he ordenado para poder hablar con todos ellos" pero remarcó que "hay paritarias que han tomado decisiones por sí mismas, como camioneros, por ejemplo, y está bien, porque para eso están las paritarias".

Créditos UVA

El Presidente puso fin a las esperanzas de quienes suscribieron hipotecas en UVA al afirmar que deben cumplir con lo que firmaron y pedir que dejen de quejarse "tan agriamente".

"Los créditos UVA son entre particulares, aceptaron una cláusula de ajuste (por inflación)", señaló el jefe de Estado.

Una "solución" de los créditos en Unidades de Valor Adquisitivo había sido uno de los eslóganes más repetidos por Fernández en su campaña electoral e incluso lo repitió el 18 de noviembre ya habiendo sido electo Presidente.

Esas afirmaciones del hoy jefe de Estado había generado fuertes expectativas en los colectivos de deudores que buscan la desindexación de los créditos porque el capital adeudado y las cuotas corren a la par de la inflación y por encima de los salarios.

Fernández responsabilizó por la situación a su antecesor Mauricio Macri, sobre quien dijo: "Estaba en campaña y suspendió las subas de los créditos. Pero el problema es que ahí hay una deuda, el contrato existe y dice que hay que indexar".

El congelamiento de las cuotas entre agosto y diciembre acumuló una deuda de alrededor de 600 millones de pesos que ha pagado el Estado y además se generó una distorsión entre lo que deberían pagar y lo que efectivamente están pagando los deudores, apuntó Fernández.

"El Gobierno hizo que la distorsión no sea tan feroz, entre lo que paga la gente y lo que debería pagar. Para que en un año todo se ponga en orden", sostuvo el Presidente, al señalar que las cuotas y el capital adeudado seguirán corriendo mensualmente al ritmo de la inflación.

En tanto, hasta fin de año y para amortiguar el impacto del descongelamiento, los bancos pondrán unos 1.400 millones de pesos hasta que las cuotas alcancen nuevamente su nivel pleno.

El Presidente dijo que el 70% de esos créditos fueron obtenidos en bancos públicos. "Cuando yo escucho a los han sacado créditos UVA quejarse tan agriamente, que son 90.000 personas, no son millones, los quiero llamar a la reflexión", dijo.

Tarifas

Fernández reafirmó su intención de avanzar con "una revisión seria" del esquema tarifario de la Argentina y advirtió que no puede haber servicios públicos "en dólares, en una economía que funciona en pesos" porque "eso genera una distorsión".

"Tengo la impresión que en la Argentina hay que hacer una revisión de todo porque todos estos años que pasaron se cobraron unas tarifas enormes, en dólares, y vimos que sube la temperatura y se corta la luz y eso es falta de inversión, pero nos decían que había que subir las tarifas para garantizar inversión", declaró.

Además, el mandatario juzgó que está "bien" que las empresas proveedoras de los servicios ganen plata, pero opinó que deben hacerlo "en los términos de riqueza del país".

"No puede haber servicios en dólares en una economía que funciona en pesos porque eso genera una distorsión enorme", argumentó y reseñó que, al observar los "balances de las empresas distribuidoras, uno se da cuenta que han ganado muchísima plata".

"Entonces, pareciera ser que han tenido una tarifa muchísimo más alta de la que realmente necesitaban; me parece que tenemos que hacer una revisión seria de todo ese tema; yo quiero que las empresas funcionen, ganen plata, inviertan pero quiero que lo hagan en este país, es decir teniendo en cuenta los términos de riqueza de este país", subrayó.

Deuda

Alberto aseguró que la Argentina no puede "cumplir" con el pago de la deuda al FMI en los vencimientos establecidos por el gobierno anterior y advirtió que, por el contrario, en caso de hacerlo, se estaría "sumiendo a la economía en una postración absoluta".

"Objetivamente no podemos cumplir", afirmó el Presidente y se refirió a la negociación con el FMI como posible camino para discutir luego con los bonistas: "Son dos caminos que se necesitan, no sé si se cruzan, pero sí se necesitan".

"De ninguna manera", respondió tajante Fernández cuando le preguntaron sobre la posibilidad de cumplir con los términos de los próximos vencimientos.

"Quisiéramos destinar el pago de la deuda a la reestructuración de la economía; si pagáramos, igual no nos va a alcanzar, pero estaríamos sumiendo a la economía en una postración absoluta", remarcó.

Además, el jefe de Estado planteó que el pago de su deuda que hizo la provincia de Buenos Aires días atrás "no es la regla" y que eso se decidió porque se evaluó que, en el inicio de las conversaciones, no era conveniente incumplir.

El Presidente resaltó la "respuesta de apoyo muy importante" que recibió de los gobiernos de Italia, España, Francia y Alemania en el marco de su reciente gira por Europa, en relación a las negociaciones con el FMI.

"En todos los casos pudimos contarles qué es lo que queremos hacer y qué necesitamos", relató en un tramo de la entrevista, en la que resaltó que su gira europea "fue mucho más que productiva".

"Nos ayuda en un mundo globalizado estar dentro del mundo", concluyó el mandatario en la entrevista que concedió esta mañana.

TE PUEDE INTERESAR

Alberto Fernández: "Me molesta que me digan que tengo presos políticos porque no los tengo"

Créditos UVA: descongelan las cuotas y habrá un plan de aumentos

Cristina Fernández de Kirchner le reclamó al FMI una "quita sustancial" de la deuda

Comentarios