*

Deportes

Portada  |  12 marzo 2019

Boca goleó a Tolima: "Después del primer gol, le tiramos la jerarquía encima"

Darío Benedetto y Mauro Zárate fueron los encargados de firmar la goleada de Boca Juniors sobre Deportes Tolima por la segunda jornada de la Copa Libertadores 2019.

Marco Pérez (47, en contra), Darío Benedetto (56) y Mauro Zárate (59) anotaron los goles para el triunfo xeneize, mientras que Tolima terminó el cotejo con diez jugadores por la expulsión de Carlos Robles (90), informa AFP.

Con este triunfo, Boca pasa al frente en las posiciones del Grupo G con 4 puntos, seguido por Tolima (3), Jorge Wilstermann (1) y Athletico Paranaense (0), al menos hasta que los últimos dos se enfrenten el jueves.

En la tercera fecha, Boca visitará el martes 2 de abril al brasileño Atlético Paranaense, mientras que Deportes Tolima recibirá en Ibagué al boliviano Jorge Wilstermann.

"Sabíamos que iba a ser un partido muy complejo por un montón de situaciones. Era el primer partido de la Copa Libertadores de local y había que ganar para darle valor al punto obtenido en Bolivia", afirmó el director técnico de Boca, Gustavo Alfaro.

En conferencia de prensa, remarcó: "Habíamos hecho un esfuerzo grande contra San Lorenzo y ellos tenían un equipo descansado porque en el torneo local usan otro equipo".

"En el primer tiempo nos costó demasiado, tardamos mucho en manejar la pelota y ellos nos prendieron la alarma. Lo hablamos en el entretiempo, abrimos rápido el marcador en el segundo y luego aparecieron los espacios", analizó el entrenador.

Y concluyó: "después del primer gol, Boca le tiro la jerarquía encima y ellos tuvieron que salir a jugar un partido en el que no se sintieron cómodos".

Inicio duro

Contra todas las previsiones, fue Deportes Tolima el que entró mucho mejor en el partido en el comienzo, y a punto estuvo de enmudecer a la poblada Bombonera a los 3 minutos, cuando Albornoz pudo acomodarse para un zurdazo cruzado de media vuelta, que salió a centímetros del poste derecho.

Sorprendió el conjunto de Alberto Gamero en ese tramo inicial, con una presión alta y sostenida sobre la salida de un Boca incómodo, que no terminaba de hacer pie y encima retrocedía mal, por lo que el visitante generó más chances para ponerse en ventaja.

Banguero remató a quemarropa dentro del área, y la pelota, tras desviarse en un defensor, rebotó en el palo derecho de un Andrada que miraba vencido, y poco después, Luis González, que se desmarcaba y llegaba fácilmente por la derecha a espaldas de Emmanuel Mas, remató débil ante el arquero local.

Mejor parado, Tolima dominaba por completo las acciones y volvió a estar cerca de la apertura con un remate rasante de Larry Vásquez desde afuera, que se fue cerca del palo derecho, y después de la media hora, fue Marco Pérez el que tuvo su oportunidad, pero tiró desviado.

Más allá de lo errático que se veía a Boca, también resultaba inquietante la falta de efectividad del conjunto vinotinto y oro, que no conseguía plasmar su dominio en la red, con un Boca que podía recuperarse en la segunda mitad.

Y eso fue lo que sucedió, porque el actual subcampeón de la Libertadores demostró que puede ser superado en el desarrollo, pero tiene en el área un poder de fuego intimidante, y liquidó el partido en menos de quince minutos, con una ráfaga en la que facturó con precisión cada fallo colombiano.

Castillo de naipes 

Apenas comenzada la segunda parte, Mauro Zárate desbordó por la izquierda y generó una falta, que él mismo se encargó de ejecutar desde un ángulo cerrado, y en el afán por despejar, Marco Pérez estampó el balón dentro de su propia valla con un frentazo de goleador.

El gol en propia puerta pareció desmoronar la estructura que había conformado Deportes Tolima, que se cayó como un castillo de naipes, justo ante un Boca que ganó en confianza y olfateó que el partido se abría a su merced.

Emmanuel Mas, en uno de sus tantos desbordes por la izquierda, recibió un gran pase de Zárate, la figura de la noche, y esta vez encontró a Darío Benedetto, que perforó de cabeza la resistencia de Montero, quien sólo pudo sacar el balón cuando ya había traspuesto la línea de sentencia.

Enseguida, en un formidable contraataque, Carlos Tevez comandó las acciones y asistió a Zárate, que vulneró al arquero con un preciso remate cruzado, que dejó sentenciado el duelo en apenas un rato.

Quedaba media hora por delante, y aunque Deportes Tolima intentó recuperarse, ya había quedado sometido a la potencia de un Boca más contundente que brillante, al que le bastó apenas un rato de lujo para dejar atrás un primer tiempo sin luces, y demostrar que puede vestirse de candidato mientras acomoda su estructura.

Comentarios