Portada Curiosidades  |  10 enero 2019

El dramático relato de una mujer fanática del gimnasio: "El ejercicio casi me mata"

Tras enviarle un mensaje de texto a su entrenadora para contarle sobre los dolores que sentía, ella le contestó: "Hiciste un gran trabajo, ¡será mejor en un día o dos!". Así que decidió seguir con su vida con normalidad. Sin embargo, los dolores continuaron y a eso se sumó una gran hinchazón en sus brazos, por lo que decidió ir a urgencias.

Tina Martin es una mujer que se ejercita con regularidad. Sin embargo, debido a un entrenamiento en particular debió pasar cuatro días en un hospital tras sufrir rabdomiólisis, por lo que decidió compartir su experiencia.

En una publicación de Revista Shape, Martin explicó que se ejercita entre cuatro o cinco días a la semana. "Corrí media maratón de Nueva York en marzo de 2016 y después iba al gimnasio todos los días. Estaba en buena forma, pero le dije a mi nueva entrenadora —con la que estaba a punto de empezar a trabajar— que sentía como si me hubiese estancado un poco y mi objetivo era llegar al siguiente nivel".

"Tuvimos nuestra primera sesión, un entretamiento de cuerpo completo que mi gimnasio ofreció de forma gratuita como promoción. No siempre hago ejercicio con un entrenador. Sin embargo, lo hice antes de mi boda y a veces sentía que ese entrenador no me estaba exigiendo lo suficiente", relata.

La mujer cuenta que le advirtió a su entrenadora que sentía que perdía el control, "pero ella decía —supongo que para motivarme— 'uno más, dos más, puedes hacerlo!', así que seguí adelante". Horas después del entrenamiento comenzó a sentirse adolorida. "Fue un dolor muy intenso, del tipo que suele aparecer uno o dos días después de hacer ejercicio, pero esto fue dos o tres horas después de la sesión".

Tras enviarle un mensaje de texto a su entrenadora para contarle sobre los dolores que sentía, ella le contestó: "Hiciste un gran trabajo, ¡será mejor en un día o dos!". Así que decidió seguir con su vida con normalidad. Sin embargo, los dolores continuaron y a eso se sumó una gran hinchazón en sus brazos, por lo que decidió ir a urgencias.

"Me hicieron una muestra de orina y un análisis de sangre y mientras esperaba me conectaron una intravenosa porque pensaron que estaba deshidratada. Volvieron con el análisis de sangre y dijeron: 'Sí, es rabdomiólisis, y te vamos a internar'. Ahí fue cuando pensé, okay, esto es realmente serio", señaló.

Martin explicó que sus brazos estaban muy rígidos e hinchados y al pesarla confirmaron que había subido cuatro kilos en un día, por lo que iniciaron un tratamiento contra la rabdomiólisis. Incluso, los médicos le contaron que "habían visto un caso similar en la última semana. Me decían: 'Oh, sí, ya sabes, con CrossFit y SoulCycle, es más común y después de la maratón vimos un montón'".

Finalmente, Martin explica que se niega a ejercitarse con un entrenador y ahora está corriendo y haciendo yoga. "Hago más clases de estiramiento y clases de regeneración", indica.

Comentarios