*

Clima, naturaleza y medio ambiente

Portada  |  22 septiembre 2020

Un grupo de voluntarios plantó 6000 árboles nativos en bosques quemados de Chubut

La plantación de los 6.000 árboles nativos se realizó entre el 4 y 15 de septiembre en las laderas quemadas de la cuenca del Lago Cholila, en la provincia de Chubut.

Diez voluntarios, entre estudiantes de ingeniería Forestal, la Brigada de Incendios de Cholila y miembros de la Subsecretaría de Bosques e Incendios de Chubut participaron de esta reforetación en una zona que había sido castigada por el fuego en 2015, un gran incendio que arrasó con 40.000 hectáreas de bosque andino patagónico.

La pandemia de coronavirus impidió hacer la plantación comunitaria que estaba prevista para septiembre en Cholila, con miembros de la ONG  ReforestArg que viajarían de distintas partes del país.

Sin embargo el equipo técnico local y un grupo reducido de voluntarios logró la titánica tarea de plantar los 6000 árboles de ciprés de la cordillera destinados a restaurar el Bosque Andino Patagónico degradado por los incendios forestales.

En el escenario de los incontables incendios y de la degradación ambiental que atraviesa nuestro país, lograr esta reforestación junto al equipo técnico en Chubut, estudiantes de ciencias forestales y voluntarios locales (todos cumpliendo con los permisos correspondientes al protocolo de seguridad) fue un gran lorgro que esperan poder replicar en otras áreas del país como la sierras incendiadas de Córdoba, las yungas de Salta y el monte chaqueño.

Esta ONG trabaja con el esfuerzo de muchos voluntarios y con el apoyo de empresas y donantes particulares que quieren sumarse a un proyecto donde el hacer es mucho más importante que el decir. 

La web de ReforestArg es www.reforestarg.org.ar y desde allí se pueden sumar personas a donar árboles a través de la web (pueden regalarle árboles a sus seres queridos también) y las empresas pueden sumarse sponsoreando, compensando huella de carbono y donando. A todas las personas que donan árboles a través de la web, les llega un certificado de su aporte.

Gracias a los más de 250 voluntarios, desde 2017 plantaron 22.500 árboles en el Bosque Andino Patagónico que van a capturar cerca de 6.750 toneladas de CO2 de la atmósfera.

Los bosques son esenciales para la mitigación del cambio climático porque actúan como sumideros naturales de carbono. 

Desde la ONG aclaran que su objetivo es que todas las personas puedan ser parte de la restauración de los bosques nativos degradados. Aquellos que jamás se involucraron con un jardín siquiera, podrán sumarse al equipo que está liderado por expertos para poder devolver a la tierra lo que se le ha arrebatado. 

Mirá también:

- Continúa el combate a los incendios en las sierras chicas de Córdoba

- Incendio en Esquel: los bomberos trabajan para que el fuego no llegue a la zona de viviendas

- Infierno del Delta: desastre ambiental sobre el río Paraná

También te puede llegar a interesar:

Comentarios