*

Actualidad

Portada Actualidad  |  17 octubre 2018

Villa Zavaleta: hacen fila desde las cuatro de la tarde para recibir un plato de comida

La mayor asistencia a los comedores comunitarios es uno de los termómetros más crudos de la crisis.

El comedor Gargantitas de la Villa Zavaleta de Barracas recibe cada vez más gente y le da a comer a 900 personas de lunes a lunes.

Mirta, su dueña, comenzó a observar que desde las cuatro de la tarde se forma una larga fila en la puerta del lugar a la espera de un plato caliente en la cena.

Algunos días la cola supera la media cuadra y quienes van hasta allí dicen que llegan tan temprano por miedo a quedarse sin su plato de comda.

Comentarios