*

Actualidad

Portada  |  12 octubre 2019

Un detenido por el robo al camión blindado

"luisito" tras el asalto se había comprado una camioneta con la que planeaba fugarse y tenía unos 7.000 dólares en su poder.

Un hombre fue detenido este sábado en la localidad bonaerense de Ciudad Evita como sospechoso del robo a un camión de caudales ocurrido el martes último en la localidad bonaerense de Lomas del Mirador, de donde cinco delincuentes se robaron unos seis millones de pesos.

La captura se produjo esta madrugada luego de un allanamiento realizado en la calle Los Malvones de la mencionada localidad del partido de La Matanza, donde se aprehendió a "Luisito" (39), quien tras el asalto se había comprado una camioneta con la que planeaba fugarse y tenía unos 7.000 dólares en su poder.

El sospechoso, que en las filmaciones del robo aparece con una gorra blanca con visera negra, fue detenido por efectivos de la policía bonaerense luego de un operativo ordenado por el fiscal de instrucción Juan Marcelo Diomede, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de ese mismo distrito.

En tanto, continuaba la pesquisa para ubicar al resto de la banda, que en total estaría integrada por cinco delincuentes.

El robo ocurrió el martes, a las 8.30, antes del horario de apertura de la sucursal del banco Supervielle situada en avenida Mosconi, casi Alvear, donde varios clientes esperaban en la puerta de la entidad.

De acuerdo con lo que se pudo reconstruir, un camión de la empresa Prosegur llegó al lugar y tres empleados descendieron para llevar dinero adentro del banco: como es habitual, dos custodios armados se pusieron a ambos lados del vehículo mientras un portavalores trasladaba tres sacas con el efectivo.

En esas circunstancias, al menos cuatro delincuentes armados los sorprendieron, se apoderaron de sus armas de fuego y de las tres sacas con el dinero ante la mirada de los clientes que hacían fila para entrar.

Dos de los asaltantes estaban entre las personas que esperaban en la puerta y el resto simulaba ser transeúntes que pasaban por el lugar, por lo que para los investigadores la banda tenía un plan elaborado previamente y no actuó al voleo.

Iniciada la investigación, se determinó que en total robaron 4,3 millones de pesos más unos 30.00 dólares, que sus rostros quedaron grabados en cámaras de seguridad y que dejaron cuatro huellas dactilares en el auto utilizado.


Comentarios