*

Actualidad

Portada  |  28 noviembre 2019

Tras la tragedia de la ruta 2, volvió la polémica sobre los micros de doble piso

No hay especialista en seguridad vial que apruebe los micros de doble piso. Entre otras cosas, no se les hace crash test.

Avanza la investigación sobre el vuelco de un micro en la ruta 2 que causó la muerte de dos nenas y varias decenas de heridos. El chofer mordió la banquina por alguna razón que aún se está investigando.

"Hay normativas internacionales en torno a las banquinas, y normas que se aplican a la construcción. Particularmente, ésta es de asfalto, pero pueden ser también de pasto o ripio. Pero lo que influye de manera decisiva es lo que se conoce como descalce. Es decir, la diferencia de nivel que se da entre la ruta y la banquina. Si tienen el mismo nivel, no hay descalce. Pero cuando se reasfalta, el nivel de la ruta sube unos centímetros y el de la banquina no; si el conductor tiene un inconveniente y quiere maniobrar, es probable que la banquina no le permita recuperar el control del vehículo", explicó Fabian Pons, del Observatorio Vial Latinoamericano (Ovilam). El asfalto de una ruta tiene entre 5 y 8 centímetros de espesor.

Una polémica que vuelve en cada accidente de micro en las rutas argentinas es si  son seguros los de doble piso.  Casi que no hay especialista en seguridad vial que los apruebe. Entre otras cosas, no se les hace crash test.

En la Argentina, aparecieron para la década del 90. "Y, en rutas, no se usan casi en ningún lugar del mundo. Aquí y en Perú. Hay micros de dos pisos en algunas ciudades, como Londres, pero son más pequeños", detalla al diario ClarínAlejandro González, de Creando Conciencia.

"En las rutas son inestables. Circulando a más de 90 kilómetros por hora, con vientos laterales y en una curva, terminan siendo inseguros. Por otra parte, se trata de un principio de lógica, ya que tienen la misma trocha que un micro normal, pero con el doble de altura", explica el especialista en seguridad vial al diario.

Comentarios