*

Actualidad

Portada  |  22 septiembre 2020

San Luis: polémica por dichos del intendente a manifestantes que reclaman mayor apertura

Luego de que el martes y el miércoles pasado comerciantes y trabajadores independientes de Villa Mercedes se manifestaran para salir de la Fase 1, el Intendente dijo a la prensa que les pediría que “firmen una declaración jurada para que cuando se enfermen no ocupen el hospital público”. La réplica de un ex intendente. Preocupación en la industria alimentaria por los contagios en la planta de Bagley, donde trabajan 1.100 personas.

La semana pasada, durante dos días seguidos, comerciantes y trabajadores independientes de la localidad puntana de Villa Mercedes se manifestaron porque quieren trabajar.

La marcha de autoconvocados del martes fue multitudinaria, con una asistencia superior a la del lunes pasado, y uno de los coordinadores, Jorge Caro, dijo a Télam que se llegó a más de mil vehículos que llevaban la bandera argentina y los slogans: "Necesitamos trabajar ya" y "Cuarentena brutal".

En declaraciones a un canal local, el jefe comunal, Maximiliano Frontera, se mostró enojado y dijo que “los que están afuera y reclaman la liberación total, que no están de acuerdo con la cuarentena, que firmen una declaración jurada para que después cuando se enfermen no ocupen el hospital público”, apuntó.

“Vamos a ver si el hospital privado los va a atender”, amenazó para hacer referencia que es el Estado el que tiene bajo su responsabilidad la asistencia de los enfermos de Covid-19.

La respuesta de un exintendente

Tras los dichos de Frontera, el exintendente Eduardo Mones Ruíz en una nota de opinión en el portal cuyonoticias.com que "en democracia hay que escuchar todas las voces. Y, de cada opinión, rescatar lo favorable al Bien Común. Nadie tiene la verdad. Hay que dialogar y persuadir, no mandar ni exigir y, menos aún, amenazar. Por más molesto que esté, por más enojado que se encuentre, es necesario comprender el derecho inalienable de los distintos sectores sociales de reclamar por lo que se considera justo".

Mones Ruíz, un dirigente político del peronismo provincial de larga trayectoria, que fue intendente de Villa Mercedes en 1973 y que es el padre del actual Vicegobernador, aseguró que "renuncio expresa y formalmente -en calidad de declaración jurada- a favor de mis conciudadanos a la atención médica y al uso de respiradores. No he violado ninguna de las disposiciones que se adoptaron en relación a la pandemia (aunque muchas de ellas me parecieron flagrantemente violatorias y en contra del sentido común) pero no puedo éticamente dejar de dar un claro testimonio de conducta".

Coronavirus en Villa Mercedes

Por ahora el aislamiento social, preventivo y obligatorio permanece en Fase 1 porque las autoridades consideran que la situación epidemiológica “es preocupante".

El Comité de Crisis provincial se reunió el viernes con sindicalistas, comerciantes e industriales para analizar las medidas necesarias a realizar porque se produjo un foco importante de los casos de Covid-19 y hay trabajadores de plantas industriales esenciales y frigoríficas contagiados que hace temer un brote indetenible.
Solo entre el personal de la planta local de la alimenticia Bagley, en la que trabajan 1.100 vecinos, había hasta ayer 10 casos positivos, por lo que la semana pasada la empresa decidió hisopar a la mitad de su personal.
"Tenemos miedo de ir a trabajar", contó una empleada de la firma, quien en diálogo con telefenoticias.com.ar reconoció que hay partes del proceso en que no se puede cumplir con el distanciamiento establecido por los protocolos vigentes. "Usamos barbijo, alcohol en gel, pero hay ciertos puntos de la cadena de producción e incluso en los vestuarios donde no se puede cumplir", agregó.
 
El Sindicato de Trabajadores de la Alimentación (STIA) solicitó el jueves el cese de actividades laborales en Bagley hasta ayer lunes, para resguardar la salud de los trabajadores. Así lo confirmó el secretario gremial del STIA en Villa Mercedes, Gustavo Sosa, a LV 15. Sosa contó a la emisora que una supervisora había dado positivo y que las 11 personas con las que había tenido contacto se encontraban aisladas preventivamente, pero que podía ser difícil contar con la totalidad de la trazabilidad.

"Desconocemos los resultados de los 500 hisopados que se hicieron hacia fines de la semana pasada. Nos dijeron que priorizarían aquellas muestras de quienes además presentaban síntomas", dijo la operaria con varios años de trabajo en la planta. 
"Ratificamos que el Comité de Crisis junto a funcionarios del Gobierno y la empresa tomaron la peor decisión para los trabajadores de Bagley y la comunidad de Villa Mercedes, al permitir que se reanuden las actividades dentro de la planta sin saber cuantas personas infectadas hay trabajando, al no tener los resultados de los hisopados", manifestaron referentes de la lista Azul y Blanca del STIA.
"Consideramos que para salvalguardar la vida de los trabajadores y las de sus familias, es necesario que se cumpla con el aislamiento establecido por el Gobierno nacional y provincial, como única medida de contingencia para prevenir la proliferación de Covid-19", expresaron desde la lista opositora.
Foto: Gentileza elchorrillero.com/

Comentarios