*

Actualidad

Portada  |  03 agosto 2018

"No puedo salir", le escribió a un amigo antes de aparecer asesinada

Priscila Paz, la joven que fue hallada asesinada a golpes nueve días después de desaparecer en el pueblo tucumano de San Pablo, se comunicó con un amigo a través de un mensaje de texto cuando se encontraba secuestrada, según informó el abogado querellante.

El mensaje decía "Está todo bien por ahora. Pero no puedo salir. Si algo se complica decile a mi papá".

"El celular que le encontraron a las personas que están detenidas fue enviado a Buenos Aires para ser analizado. (En el dispositivo) hay un mensaje que le envió Priscila a un amigo. Le decía que no la dejaban salir. Evidentemente después se dieron cuenta, se lo quitaron y borraron el texto", explicó el abogado Javier Lobo Aragón en declaraciones a La Gaceta.

"La circunstancia y la forma se está cerrando. Los autores materiales del hecho están detenidos. Se están culpando entre ellos", dijo Lobo Aragón poco después de haber participado de una reunión en los Tribunales penales junto a Pedro Daniel Paz -padre de la víctima- y la fiscal Carmen Reuter, que investiga el caso.

Los investigadores sospechan que una banda la mantuvo cautiva en el barrio Ampliación Elena White en Tucumán, ya que los forenses determinaron que murió entre 24 y 72 horas antes de que encontraran el cuerpo.

El dolor del padre de Priscila: "Caí arrodillado al verla así"

Por el caso hay siete personas detenidas y según se supo por la investigación, al menos cuatro de los integrantes de la banda están directamente involucrados en el crimen.

El chofer de uno de los imputados por el homicidio, un peligroso delincuente local vinculado al narcotráfico, confesó que fue él quien "descartó el cuerpo de Priscila" apenas a unos metros de donde la chica debería haberse bajado del colectivo que la llevaba del trabajo a su casa.

Lo hizo la noche previa al 31 de julio, cuando un grupo de policías que volvió a revisar la zona del cañaveral que está a la vera de la ruta provincial 301 descubrió el cadáver y varios efectos personales de Priscila. En el lugar había huellas de un vehículo.

"Contó que el cuerpo lo llevó en una camioneta Chevrolet S10 la noche anterior del hallazgo y que sabía que su jefe y tres de sus laderos la habían matado. Pero nada dijo sobre cómo, cuándo, por qué y, mucho menos, dónde estuvo el cadáver durante todo el tiempo que llevó desaparecida", contó el abogado de los padres de Priscila. (NA)

Comentarios