*

Portada Actualidad  |  31 mayo 2018

"Música para el alma": llevan su orquesta a enfermos terminales y geriátricos

Es un proyecto solidario que impulsan músicos profesionales que tocan en la Orquesta Sinfónica Nacional y la Filarmónica del Teatro Colón para llevar música clásica a hospitales, escuelas de educación especial y geriátricos.

Atravesados por la música, Jorge Bergero y María Eugenia Rubio coincidieron en la Orquesta Nacional de Música Argentina Juan de Dios Filiberto. Él, chelista; ella, flautista. Fueron novios. Pero ella ser enfermó de cáncer de mama y debió alejarse. Cuando ya no pudo tocar más, Jorge convocó a algunos de sus compañeros para ir a tocar al lugar donde María Eugenia estaba bajo tratamiento.

"En 2011, su último año de vida, cuando ya no había nada por hacer, un grupo de músicos dimos un concierto en la Fundación Salud, donde ella se atendía. Cuando empezamos a tocar, la gente nos acompañó cantando: todos estaban pasando por algo similar a lo de Eugenia con sus familiares", recuerda Jorge.

Las reacciones fueron tan contagiosas que continuaron llevando música para brindar una sesión de terapia para el alma.

Concierto tras concierto le dieron forma a “Música para el alma”, una iniciativa que impulsan músicos profesionales que tocan en la Orquesta Sinfónica Nacional, la Filarmónica del Teatro Colón, la de Tango de Buenos Aires y la Camerata Bariloche, entre otras agrupaciones, para llevar música clásica a hospitales, escuelas de educación especial, geriátricos y otras instituciones y acompañar con su música a personas que pasan por situaciones de vida difíciles.

La primera presentación oficial fue en agosto de 2012 en un instituto para chicos ciegos. "Una nena pidió acompañar en el piano a uno de los violinistas y fue espectacular. Nunca imaginamos esa conexión con los chicos. Eso generó mucho entusiasmo y se fueron sumando otros músicos", relata el fundador de MPA.

¿Qué los inspira? “Es la magia que genera poder compartir un momento de música con gente que está en una situación muy difícil y ver que la música los ilumina, que crea en ellos alegría”, indicó Bergero a la BBC de Londres.

"Música para el alma" fue este año uno de los veinte finalistas para los Premios Outlook Inspirations que otorga anualmente la BBC para destacar actividades inspiradoras que se realizan en todo el mundo. 

En noviembre de 2014 se presentaron con Patch Adams y más de 130 músicos en el Hospital Garrahan.

Los agradecimientos del público se multiplican en su página web y redes sociales. Josefina, hija de una paciente del Hospital Tornú, es una de sus seguidoras: "Gracias por traer tanta alegría entre tanta tristeza".

La iniciativa se expandió a 10 países en tres continentes: Argentina, Uruguay, Bolivia, Chile, Perú, Paraguay, Ecuador, Italia, Francia e Israel. Se creó una red de conciertos solidarios con más de mil músicos.

La inscripción de músicos o coristas voluntarios está abierta. Además, a través de un formulario, también reciben pedidos de concierto, que son gratuitos gracias a los aportes voluntarios que reciben.

"Nuestra asociación civil paga sus gastos con donaciones online", agrega Jorge. Es un sitio seguro y se puede donar por única vez o mensualmente con tarjeta de crédito o débito. Quien no cuente con tarjeta, MPA tiene cuenta en el Banco Nación para transferir o depositar.

Es que dar un concierto, aunque los músicos donen su trabajo, tiene sus costos. "Por ejemplo, en el concierto sinfónico coral que dimos en el Hospital Borda, gastamos 2.000 pesos de flete para el contrabajo y las valijas para atriles y partituras. Tenemos muchos gastos", explican. Y no pierden las esperanzas: "Esperamos que la gente empiece a apoyar nuestra actividad musical solidaria".

Fotos: Gentileza Agustín Benencia

Comentarios