*

Portada Actualidad  |  12 octubre 2018

Muerte en el peaje: liberan al prefecto Acosta

La jueza dispuso la excarcelación del agente que había sido detenido tras la discusión con un automovilista y el disparo que le ocasionó la muerte.

Patricia Guichandut, a cargo del Juzgado Criminal y Correccional número 62, dispuso la excarcelación del prefecto Daniel De Jesús Acosta, quien mató a un automovilista en la autopista Illia durante una discusión de tránsito.

La jueza hizo lugar al pedido de la defensa del agente, a pesar de la oposición del fiscal, quien había solicitado la denegación de ese beneficio al entender que el imputado es un integrante de la Prefectura Naval y por ello tiene mayor acceso a medios para lograr entorpecer la investigación.

Sin embargo, la magistrada entendió que "el tope de la escala" de la pena­ "es insuficiente como para denegar el beneficio".

En su fallo remarcó que el prefecto "se encuentra debidamente individualizado, no posee alias, se identificó y comportó correctamente en ocasión de su detención, colaboró con las diligencias ordenadas por el tribunal, no registra rebeldías" y "su domicilio real se encuentra constatado", además de que "no posee antecedentes condenatorios ni ninguna otra causa en trámite".

A partir de ello, Guichandut decidió la excarcelación, tras imponerle a Acosta una fianza de 80 mil pesos y la obligación de presentarse todos los meses en el juzgado con "con el objeto de exteriorizar y mantener su voluntad de estar a derecho".

El hecho ocurrió el 30 de septiembre cuando el cabo primero de la Prefectura manejaba un Volkswagen Gol y se detuvo en el peaje de la autopista. Allí, según mostraron los videos de seguridad, dos hombres bajaron de un auto para increparlo y la discusión terminó con un disparo que mató a Damian Cutrera.

Según Acosta, previo a la pelea Cutrera se le cruzó y lo encerró. Al llegar a la cabina lo chocó de atrás y luego bajó del vehículo para increparlo e insultarlo, junto a otro hombre.

Al no cesar las agresiones, siempre de acuerdo con el cabo, tomó el arma reglamentaria para amedrentar al otro automovilista, quien al observar la acción intentó quitarle la pistola y, en medio de un forcejeo sale el disparo.

La persona fallecida iba junto a su esposa y dos amigos, mientras que el prefecto viajaba con su pareja y sus dos hijos, uno de ellos un bebé.

Comentarios