*

Portada Actualidad  |  13 septiembre 2018

Maestra secuestrada y torturada: el fiscal dijo que analiza "varias pistas"

Además, el fiscal, sin dar mayores precisiones, dijo que analizarán las cámaras de seguridad del lugar para dar con los autores del ataque.

El fiscal a cargo de la causa por el ataque a la maestra del partido bonaerense de Moreno dijo que se están investigando varias pistas y confirmó que la escuela ya había recibido tres amenazas.

"Lo que me pasó a mí tiene que ver con una serie de amenazas que sufrieron todas mis compañeras", dijo este jueves por la tarde Corina De Bonis, la maestra de 47 años, a quien al menos tres personas que aún no fueron identificadas, le grabaron en su abdomen y con un arma blanca la leyenda: "Olla no".

Corina desde el pasado 22 de agosto realizaba junto a sus compañeras docentes del Centro Complementario 801 "ollas populares" en el distrito de Moreno para unos 250 alumnos, varios de los cuales pedían llevarse comida para compartir con sus hermanos y padres en sus casas.

Este miércoles por la tarde, al salir de la institución recibió una grave intimidación por su actividad en las ollas populares. Según contó Corina ante la prensa, la olla la comenzaron a realizar el pasado 22 de agosto, unas semanas después de la explosión en la escuela de Moreno, en la que fallecieron dos personas.

"A los pocos días de estar haciendo la olla, recibimos una llamada donde nos decían que si seguíamos jodiendo con la olla íbamos a ser boleta. Pero no abandonamos la olla. Después recibimos una frase escrita que decía siguen ustedes", relató la maestra agredida. Además de las amenazas por teléfono y en papel, el auto de una de las docentes fue atacado y un día apareció todo rallado.

El pasado 28 de agosto, según comentó Corina, ellas continuaron cocinando y entregando comida a los alumnos, pero llegó la tercer amenaza que les decía que a la próxima olla la iban a tener que hacer en Güemes y Roldán, que es el lugar en donde está el cementerio municipal.

"A la olla no la dejamos. Hasta la última amenaza hicimos una reunión y por mayoría se decide dejar de hacer la olla por parte nuestra. Pero cuando las madres se enteran, deciden seguir con las ollas", indicó Corina.

De Bonis fue abordada este miércoles por la tarde a la salida del establecimiento por tres hombres que la metieron en un auto, le dijeron "el que avisa no perdona" y le tajearon el abdomen, para luego liberarla.

El fiscal Emiliano Buscalia, a cargo de la UFI N° 5 Moreno- General Rodríguez, y que lleva adelante la causa, dijo este jueves que "se investigan varias pistas" y que también se están analizando las otras amenazas recibidas. Además, el fiscal, sin dar mayores precisiones, dijo que analizarán las cámaras de seguridad del lugar para dar con los autores del ataque.

Comentarios