*

Actualidad

Portada  |  26 marzo 2020

Liberan al hombre que mató a puñaladas al vecino cuando irrumpió a escopetazos en su casa

El vecino reclamaba haberle comprado el sector trasero del terreno a una mujer que falleció.

Un hombre detenido acusado de matar de dos puñaladas a otro que estaba alcoholizado y entró a los escopetazos a su casa del partido bonaerense de Moreno fue liberado por la justicia, que consideró que actuó en legítima defensa, informaron hoy fuentes judiciales.

La liberación se produjo anoche luego de que el fiscal Leandro Ventricelli, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1 del Departamento Judicial de Moreno-General Rodríguez, considerara que el hombre mató para defenderse.

El hecho ocurrió ayer a las 15 en una casa ubicada en la calle Democracia entre Rafael Obligado y Canadá, a una cuadra de la autopista Acceso Oeste, en la localidad bonaerense de La Reja, del mencionado partido del Gran Buenos Aires.

Voceros judiciales informaron a Télam que un hombre, identificado como Edgardo Villalba (50), se encontraba alcoholizado y comenzó a discutir y hasta amenazar con palos al propietario de la vivienda que estaba frente a la suya.

Es que desde el año pasado, Villalba reclama haberle comprado el sector trasero del terreno a una mujer que falleció, por lo cual los conflictos eran frecuentes.

Unas cuatro horas más tarde, el hombre cruzó la calle desde su casa con una escopeta en la mano y comenzó a efectuar disparos a la puerta de su vecino, hasta que irrumpió en la propiedad.

Allí, además de un joven de 26 años al que la Justicia identificó como c, se encontraban su madre, su esposa embarazada de ocho meses y otros niños de la pareja, informaron fuentes judiciales.

Fue entonces que Aranda y Villalba se trenzaron en lucha, mientras el joven les pedía a las mujeres y los niños que se fueran para el fondo de la vivienda.

Durante el forcejeo, Aranda logró tomar un cuchillo de la cocina y le aplicó dos puntazos al agresor, en el abdomen y tórax.

Pese a eso, Villalba -que por las puñaladas perdió el control de la escopeta- continuó pegándole a Aranda y se fue hacia el fondo de la propiedad, donde al cruzarse con la madre del joven le partió una silla en la cabeza, le mordió un seno y, finalmente cayó desvanecido.

Minutos después entró a la vivienda el hijo de la víctima, por lo que se volvió a generar una gresca que concluyó cuando intervinieron los vecinos, añadieron los informantes.

Posteriormente, la mujer de Villalba entregó la escopeta de su marido a la Policía, que se hizo presente en el lugar tras un llamado al 911 y luego constató la muerte del hombre.

De acuerdo a lo relevado por los investigadores, existían denuncias previas hacia la víctima por amenazas y daños, ya que, mientras reclamaba un sector de la propiedad, cortaba cables de la casa, entre otros delitos.

Entre los elementos de prueba analizados por el fiscal para considerar que Aranda actuó en legítima defensa hay un video aportado por el dueño de casa, en el que se captó el momento en el que Villalba cruza la calle armado y comienza a disparar.

Además, las pericias balísticas indicaron que el Villalba efectuó entre dos y tres disparos, mientras que personal de la Policía Científica recogió perdigones en distintas partes de la vivienda. (Télam)

Comentarios