*

Actualidad

Portada  |  13 agosto 2019

La Policía Federal aseguró que los archivos hackeados no estaban en la base de datos de la fuerza

Desde la PFA informaron que la investigación ya está en manos de la Justicia pero explicaron que la información la sacaron de una "nube" de algunas dependencias y no desde la base de datos de la Policía Federal.

A raíz del escándalo en las fuerzas de seguridad luego de que este lunes se conociera el hackeo a las cuentas de la Prefectura y a una serie de archivos de las fuerzas federales, la Policía Federal Argentina explicó que "la base de datos de la PFA no esta comprometida sino que los archivos que fueron divulgados se encontraban en la nube subidos por Depedencias periféricas conformando un reservorio de archivos, es por ello de la disociación informativa de los mismos.

La Prefectura Naval Argentina informó que su cuenta oficial en Twitter fue hackeada el lunes al mediodía y que pudo recuperar el control poco tiempo después, aunque la persona o grupo que se atribuyó el hecho publicó, además, una filtración con datos personales de policías y sobre escuchas telefónicas de distintas fuerzas, informó la agencia de noticias Télam

Una persona identificada como #LaGorraLeaks2.0 (en una referencia directa a la cuenta "lagorraleaks", que en 2017 informó haber hackeado correos del Ministerio de Seguridad) se adjudicó el hackeo de la cuenta de Twitter de la Prefectura e informó también haber filtrado una serie de datos reservados de la Policía Federal y de la Policía de la Ciudad.

Entre esa información, según constató Télam con especialistas en seguridad informática -que pidieron preservar sus nombres- figuran 5GB de escuchas telefónicas y una base de datos con más de 200.000 PDF que contienen información personal de agentes policiales (como nombres, apellidos, DNI, direcciones, información bancaria y teléfono) de la Federal y de la Ciudad.

Esta información fue publicada en la deep web, una zona de internet a la que solo se puede acceder con el navegador TOR, informó #LaGorraLeaks2.0 en un grupo de Telegram.

En ese mismo foro, a las 10.56 anticipó que "en horas se va a realizar un ataque dirigido a una cuenta de Twitter", tras lo que se atribuyó la toma de control de la cuenta de la Prefectura.

Por su parte, la fuerza admitió haber perdido durante unos minutos el control de su perfil de Twitter.

"Informamos que esta cuenta fue hackeada este mediodía. Los comentarios fuera de lugar que se publicaron en ese período no reflejan la opinión de la institución y fueron eliminados una vez recuperado el control de la misma", publicó la fuerza de seguridad nacional tras solucionar el inconveniente.

Comentarios