*

Actualidad

Portada Actualidad  |  12 febrero 2019

La mujer, víctima de violencia de género, que rehizo su vida manejando un taxi

La peor experiencia de Elena en el taxi que alquila fue un asalto.

"El taxi me dio la posibilidad de rehacer mi vida", cuenta Elena, de 34 años. Y explica: "No sólo porque el trabajo de taxista me da independencia económica si no porque también implica libertad para estar cada vez que mi hijos me necesitan. Y porque yo fui víctima de violencia de género, así que trabajar en un oficio que tradicionalmente fue de hombres me hace sentir más fuerte: empoderada".

Comentarios