*

Portada Actualidad  |  03 mayo 2017

La milagrosa recuperación de la joven a la que su novio le quemó el 60% del cuerpo

Después de cuatro meses internada tras someterse a muchas operaciones, Gina Certoma, de años, recibió el alta y también una nueva oportunidad para vivir.

El 3 de enero de 2017 nunca volverá a ser un día más para Gina Certoma. El tiempo traerá alivio pero no olvido. Gina recordará los gritos, los empujones y el infierno. El instante en que su novio se transformó en un monstruo, la roció con alcohol y la prendió fuego con total impunidad. Recordará el segundo exacto en que salió desesperada de una casa del Barrio Parque Calchaquí, en Quilmes, envuelta en llamas pidiendo ayuda, ahogada en llanto, con el cuerpo encendido de dolor, diciendo una y otra vez: “Me quemó él, me quemó él”.

Cuando la joven de 20 años ingresó al Hospital Alemán tenía el 60 por ciento del cuerpo quemado. A Gina no la podían acostar en la camilla porque estaba literalmente en carne viva. Los vecinos contaron que en medio de los gritos de la chica, el agresor le ordenabaque regresara desde el interior de la vivienda. "Se quemó sola", les decía. Ahora, cuatro meses después de aquel trágico día, la joven recibió el alta después de muchas operaciones y tratamientos.

Alberto Bolgiani, jefe de Servicio del Centro de Excelencia para Asistencia de Quemaduras (CEPAQ), explicó al diario Clarín que durante su internación Gina recibió distintos procedimientos clínicos quirúrgicos que permitieron la remoción de su piel quemada y la recuperación con expansión de su propia piel con técnicas de avanzada. “Se aplicaron cremas que degradan el tejido dañado y preservan el tejido sano, además de la utilización de ‘piel artificial’ para cubrir superficies afectadas”.

Mientras su agresor Adolfo Ezequiel Farina permanece detenido a la espera del juicio oral, la joven vuelve lentamente a vivir. Ariel Certoma, hermano de la joven, celebró la recuperación. “Hace cuatro meses no nos imaginábamos estar viviendo esta situación. Pero no sabíamos que era posible y la verdad es que todos nosotros y Gina estamos muy contentos”.

El primer mes Gina vivirá con su abuela en Nuñez, porque queda cerca del hospital, y deberá seguir atendiéndose allí. "Tiene que tener los cuidados normales, por ejemplo a la hora de bañarse, porque su piel está todavía sensible", dijo su familia. “Si hoy está viva mi hermana es por los médicos”, aseguró Ariel.

Gina aún no pudo declarar porque no se encuentra en condiciones psicológicas. Su familia dijo que lo hará ni bien esté lista. El caso está caratulado como "tentativa de homicidio agravado por violencia de género y por el propósito de causar sufrimiento a la víctima". El hecho es investigado por la fiscal Ximena Santoro, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 7 del Departamento Judicial Quilmes.

Comentarios