*

Actualidad

Portada  |  23 marzo 2019

Explotó Nahir Galarza: "Les falta llamar al exorcista para sacarme el demonio"

"Yo quiero escribir poemas y cuentos de ficción, pero las que inventan historias son ellas, se armaron su propia película", dijo Nahir.

Desde la cárcel, donde cumple la pena de cadena perpetua por el crimen de Fernando Pastorizzo, Nahir Galarza sigue dando que hablar en los medios.

Ahora, tuvo un cruce con con sus compañeras de pabellón, la ex policía Ludmila Soto y la ex funcionaria narco Griselda Bordeira, quienes la acusaron de intentar atacarlas, vigilarlas de manera extraña y de culparlas por autogolpes.

"Yo quiero escribir poemas y cuentos de ficción, pero las que inventan historias son ellas, se armaron su propia película y sólo les faltó decir que falta un exorcista para sacarme el demonio", les dijo Nahir Galarza a sus padres, según lo informado por Infobae.

Todo comenzó cuando Nahir dijo que Soto intentó acosarla, pese a que la consideraba una amiga en la convivencia carcelaria.

"Se le tiró encima varias veces, la arrinconó y le propuso tener algo, y Nahir la aclaró que le gustan los chicos. Vivió un momento muy feo", afirmó un allegado de la joven de 20 años. En consecuencia, Soto envió una carta y acusó a Galarza de intentos de homicidio y amenazas.

Soto detalló, además, que por las noches, Nahir deambula en forma extraña: "Se para en la oscuridad y nos mira fijo. A veces se sube a un mueble y no deja de observarnos".

Por su parte, Bordeira, la ex funcionaria del área de Servicios Públicos de la Municipalidad de Paraná que cumple prisión preventiva por integrar una presunta red de narcotráfico y que antes denunció intoxicación con lavandina, fue contundente contra Galarza por su aparición en la TV. "No es menor su arrogancia al manifestar que posee acceso a los medios, con la creencia de que la habilita a actuar con impunidad y despreocupación, sin medir el daño que genera a los demás", sumó.

Comentarios