*

Portada Actualidad  |  09 diciembre 2015

Dos argentinas, seleccionadas entre los mejores maestros del mundo

Graciana Goicoechandia e Inés Bulacio fueron elegidas entre ocho mil maestros para el Global Teacher Prize.

Las docentes argentinas Graciana Mabel Goicoechandia, maestra en una escuela de la localidad bonaerense de Las Flores, e Inés Bulacio, maestra en el Hospital Ricardo Gutiérrez, fueron incluidas en la lista de 50 preseleccionados para participar por el premio internacional para docentes Global Teacher Prize 2016 de la Fundación Varkey en globalteacherprize.org.

El premio, considerado como el Nobel a la enseñanza, es 1 millón de dólares y será la segunda vez que se entregará.

El premio internacional Global Teacher Prize se creó con el objetivo de reconocer la labor de aquel docente excepcional que haya realizado su aporte a la profesión y también para poner énfasis en la importancia del rol que cumplen los docentes en la sociedad. A través del descubrimiento de miles de historias de héroes que han transformado la vida de los jóvenes, el premio pretende dar vida al excelente trabajo de millones de maestros de todo el mundo.

La lista de los mejores 50 es una preselección de 8.000 nominacionesy candidatos de 148 países de todo el mundo y cuenta con representantes de 29 países. La Fundación Varkey espera que el público se una a los apasionados debates sobre la importancia de los maestros; para ello se encargará de dar a conocer sus historias.

El ganador se anunciará en el Foro Global de Educación y Habilidades (Global Education and Skills Forum) que se llevará a cabo en Dubai, en marzo de 2016.

Inicialmente, Graciana Mabel Goicoechandia se formó como analista de sistemas, pero más tarde se pasó al área de la enseñanza y llevó sus habilidades tecnológicas al salón de clase, en donde un grupo de sus estudiantes logró estar entre los 15 grupos de estudiantes más expertos en Internet de la nación. Esta docente ganó un concurso organizado en conjunto por Microsoft y el Ministerio de Educación (2007), fue reconocida como una "Mujer distinguida de la Provincia de Buenos Aires" por la Cámara de Diputados de la provincia (1997) y recibió el premio como una de las "Mujeres innovadoras del 2012" otorgado por el Senado de la Provincia de Buenos Aires.

Inés Bulacio, quien ejerció en el ámbito de la docencia por casi 30 años, es maestra particular y enseña en el hospital, con técnicas y lecciones que pretenden garantizar el derecho a la educación para aquellos estudiantes que, por cuestiones de salud, no pueden asistir a una institución educativa. De esta manera, se evita el problema del ausentismo, la repetición de grados y la deserción escolar. Entre sus
estudiantes se encuentran niños y adolescentes con enfermedades leves, graves o crónicas, muchos de los cuales provienen de sectores pobres, y no solo de diferentes regiones de Argentina, sino también de otros países latinoamericanos. 

Comentarios