*

Actualidad

Portada  |  25 junio 2019

Audio dramático: Una chica grabó las violentas amenazas de su novio, acusado de golpearla

Mallorca Tebaldi comenzó a salir con Camila en noviembre del año pasado y empezaron a convivir en enero. La relación se fue tornando violenta y en la madrugada del sábado pasado fue el final definitivo.

Un nuevo caso de violencia de género conmociona a la sociedad. Esta vez, la denuncia la hizo Camila S., una joven de 22 años modelo y estudiante de psicología, que acusó a Esteban Mallorca Tebaldi, un empresario porteño de 32, de violencia cuando eran novios.

Ver esta publicación en Instagram

💚💚💚 Deslicen y escuchen, así fue cómo empezó mi noche del terror del sábado con Esteban Mallorca @esteban_m_t_ , de la que salgo viva de casualidad porque él se resbala del baño mientras me ahorcaba y puedo escaparme. Justicia no tenemos, el ya está libre cuando el sábado cometió TENTATIVA DE HOMICIDIO, entonces tuve que exponerme, bancar que gente de mierda hable y digan que uno se dejaba pegar por motivos externos al amor, aclaró hasta el momento jamás me había hecho algo ni parecido. En otro momento me hubiera hundido en la depresión y hubiera seguido bajando kilos como estos meses, solo por su maltrato psicológico (los que me conocen saben que estoy pesando 8 kilos menos). Me veo la cara, recuerdo que ya no podía respirar más y eso me da las fuerzas necesarias para IR HASTA LAS ÚLTIMAS CONSECUENCIAS. A la gente mala que se cree con derecho a opinar negativamente solo le deseo que jamás les toque en carne propia esto que pensé nunca vivir, que JAMÁS se les muera una madre, una hermana, un ser querido por el poder que creen tener ALGUNOS HOMBRES sobre nosotras. Y chicas, no me creo ejemplo de nada pero si están a tiempo como lo están PIDAN AYUDA, salgan. #vivasnosqueremos @queremosvivasnos @vivasnosqueremos

Una publicación compartida de C ⭐️ M I L ⭐️ S E R R ⭐️ (@camilaserra._) el

Ver esta publicación en Instagram

Nunca creí que iba a tener que caer en compartir algo así. Hace meses como muchos saben, estoy bancando una relación con un chico al cual yo me cargue al hombro y lo saque de las drogas, me aleje de la noche, de las salidas y de absolutamente todo para que él no tuviera motivos de desconfianza y además para acompañarlo en su proceso cual acompañante terapéutica. Accedí a poner una ubicación en el teléfono para que sepa cada hora donde estoy, accedí a vivir con él prácticamente sin otra opción, deje de ir a comer dos días seguidos con amigas porque “era libertinaje”. Acepte miles de veces brindarle capturas, información, que hable con gente para demostrar que las cosas que siempre me injuriaban eran inciertas. Le di mi vida completa, me dediqué a estudiar y ser ama de casa para que este chico me devuelva agresión verbal, agresión física. Desde decirme puta, gato, villera hasta decirme que no valgo nada. Logró salir de eso, me repongo y vuelve a buscarme por cielo y tierra para arreglarnos, promete cambiar. La gente que nos conoce presenció miles de eventos violentos, yo se que esto quizás para muchos sea un chisme pero esta es mi realidad y la enfrento. Seguramente si ayer yo no recibía esos golpes, seguramente si yo ayer me quedaba sin aire en una de las 20 veces que me ahorco, de morirme antes de poder escapar, seguramente esta historia y el chisme hubiera sido otro. Con esto pretendo, además de la denuncia legal que se le realiza, resguardarme a mi, a mi gente, por las amenazas de él y sus amigos, que por ahora no daré nombres. Simplemente quiero que quede asentado que si me pasa algo este chico es responsable, no miremos más para otro lado, sino todos somos cómplices. EL HOMBRE QUE TE PEGA UNA VEZ, TE PEGA SIEMPRE. Y ahora todos se preguntarán, porque así es nuestra sociedad, qué pasó??? Por qué te pego? Bueno el motivo fue que estando en el cumpleaños de una amiga supuestamente el novio de ella me miro y como él flaco me mira, según él implica que yo le falte el respeto, súper lógico. Y para ustedes hombres, nosotras les dimos la vida, los cuidamos, les enseñamos, somos más frágiles, si! Pero no quiere decir que puedan destruirnos a su merced!.💚

Una publicación compartida de C ⭐️ M I L ⭐️ S E R R ⭐️ (@camilaserra._) el

Mallorca Tebaldi comenzó a salir con Camila en noviembre del año pasado y empezaron a convivir en enero. La relación se fue tornando violenta y en la madrugada del sábado pasado fue el final definitivo.

Camila decidió registrar la violenta discusión con Esteban en su auto, según contó en su cuenta de Instagram, luego de haberse ido a los gritos y en medio de un escándalo del cumpleaños de una amiga porque, supuestamente, el novio de otra amiga en el lugar simplemente la había mirado.

En el audio que Camila grabó a escondidas, Esteban la acusa de "hacerle caritas al chico y de faltarle el respeto" mientras golpea objetos, la insulta y la amenaza.

"Decí y hacé lo que quieras. Esta es la última vez que yo a vos te miro a los ojos", le dijo Camila sobre el final de la pelea que quedó registrada en un audio. "Preparate", la retruca él y la amenaza: "Te mato ahora, eh".

"Nunca creí que iba a tener que caer en compartir algo así», escribió entonces este domingo Camila en una publicación en su cuenta de Instagram, junto a una serie de fotos de lesiones en su cara y su cuerpo y recortes del audio de la pelea. El posteo acumula casi 30 mil likes hasta hoy.

Camila denunció que Esteban la golpeó y ahorcó con sus manos. "Salgo viva de casualidad porque él se resbala del baño mientras me ahorcaba y puedo escaparme", escribió.

Después de la discusión, Camila pasó el fin de semana en el Sanatorio Dupuytren de Almagro, desde donde radicó una denuncia que quedó en manos de la Fiscalía N° 11 de la ciudad, a cargo del fiscal Federico Tropea.

Ante el revuelo que provocó la publicación del audio de Camila, apareció otro testimonio sobre el carácter violento de Mallorca Tebaldi. Es el de Natalia Cometto, su anterior pareja. Ella lo había conocido en enero de 2017 a través de amigos en común y la relación, que duró aproximadamente un año, tomó el mismo rumbo que la que mantuvo después con Camila.

Comentarios